La construcción del imperio de Eduardo Elsztain, el verdadero dueño de Argentina

Si googleás: “¿Quién es el verdadero dueño de la Argentina?, lo primero que aparece en internet es su perfil de Wikipedia. Entonces, ¿quién es Eduardo Elsztain? Te lo cuenta en esta nota Agostina Polischuk

Por Agostina Polischuk para Enfant Terrible

Eduardo nació y se crió en Buenos Aires en 1960. En su adolescencia cursó en el Colegio Nacional y al egresar pasó un año por la colimba y otro en la Escuela de Líderes en Jerusalén. Al igual que su religión, la medicina y los negocios forman parte de la tradición familiar, y Elsztain coqueteó con ambas: primero se anotó en medicina y luego en economía. Si bien no terminó ninguna de las dos carreras, la última le proveería de contactos que utilizaría luego en el mundo de los negocios.

Sin embargo, su primer vínculo empresarial fue su abuelo Isaac que, en 1943, fundó la compañía de bienes raíces IRSA -Inversiones y Representaciones Sociedad Anónima-. “Me toca desde muy chiquito verlo trabajar en el sector inmobiliario. Era un hombre de negocios brillante. Él insistía mucho en el valor de la palabra: repetía que cuando alguien le tenía confianza le daba crédito, y si no le daba confianza no podía hacer un negocio ni de contado, porque el comercio tenía que ver con creer o no en la otra persona. Iba a almorzar con banqueros, con inversores. Me llevaba de niño a esos almuerzos, me insistía todas las semanas para que yo fuera con él”, cuenta en Presente

La compañía arrancó muy bien pero se complicó durante los años 90, cuando llegó a cotizar apenas 100 mil pesos. Elsztain aprovechó el momento de devaluación de la empresa y, siguiendo las enseñanzas de su abuelo, se contactó con su amigo Marcelo Mindlin, presidente de Pampa Energía y principal empresario energético del país. Juntos invirtieron en IRSA y Elsztain, finalmente, tomó el control definitivo de la sociedad. Se volvió increíblemente lucrativa, de hecho fue apodada como el matrimonio comercial más exitoso del menemismo.

Años más tarde, en 2017, ambos empresarios figurarían por evasión fiscal, lavado de activos y corrupción en Paradise Papers: una investigación periodística que indaga sobre mecanismos complejos para ocultar patrimonio, esconder dinero de personas y empresas multinacionales a través de servicios corporativos en fondos de inversión -fideicomisos-. De esa forma, evitaron que las Administraciones Tributarias de los distintos países apliquen los impuestos correspondientes. En esa lista, también aparece el fundador de Mercadolibre, Marcos Galperín, y dos funcionarios del entonces gobierno de Mauricio Macri: Luis Caputo, Ministro de Finanzas (y actual Ministro de Economía por parte de Javier Milei) y Juan José Aranguren, Ministro de Energías.

El éxito de IRSA continúa en ascenso: es el negocio con mayor inversión en el rubro y la única inmobiliaria del país que cotiza sus acciones en Bolsas y Mercados Argentinos (“BYMA”) y en la Bolsa de Comercio de Nueva York (“NYSE”). Desarrolló numerosos proyectos inmobiliarios de alta gama, como los shoppings: Alto Palermo, Abasto, Paseo Alcorta, Patio Bullrich, Alto Rosario, Patio Olmos, entre otros.

Pero Elsztain tiene mucho más bajo su nombre: más tierras, más empresas y más influencia. Tanto que si googleás: “¿Quién es el verdadero dueño de la Argentina?, lo primero que aparece en internet es su perfil de Wikipedia. 

Eduardo Elsztain en el Foro Mundial de Davos, el llamado “Foro de los ricos” (Suiza). Foto:

¿La crisis? Una oportunidad de negocios

Elsztain forma parte del pequeño y privilegiado sector empresarial beneficiado por el rumbo liberal que tomó el gobierno de Carlos Menem. En solo ocho años de mandato, se colocaron como los emergentes favoritos de Wall Street y los revolucionarios del libre mercado argentino. Dentro de las empresas privatizadas, se encontró el Banco Hipotecario, que dejó de cumplir su función social en 1997 para tener a Eduardo como presidente, permitiéndole desarrollar varias actividades financieras.

Tal fue el grado de irregularidad en la privatización, que Menem fue denunciado en 2001 “por su copamiento y vaciamiento por parte de los grupos económicos privados que lo han transformado en un exclusivo coto para sus negocios en perjuicio de los intereses de la República”, afirmaron sus denunciantes. ¿Quién más figuró entre las personas denunciadas? Eduardo Elsztain. ¿El Poder Judicial tomó medidas al respecto? No, claro que no. A los amigos se los cuida.

Luego de la inversión en IRSA, su siguiente paso fue alejarse de los activos especulativos y contactó a George Soros. Este inversor y filántropo multimillonario estadounidense le otorgó US$10 millones para invertir en el sector inmobiliario argentino. Según Elsztain, gracias a dicho aporte, su rentabilidad mejoró notoriamente en menos de un año. 

Detrás de Elsztain, el proyecto de IRSA para construir la "Dubai argentina" en CABA, sobre la costanera sur de la ciudad. Foto: Clarín

En el año 1994, adquirió la empresa agropecuaria Cresud, que se convertiría en su principal activo. De esta manera, no sólo manejaría una enorme cantidad de campos en el país, sino también en Brasil, Bolivia y Paraguay -incluida una hacienda lanera en la patagonia- que suman unas 850.000 hectáreas. Fue él, de hecho, quien introdujo la soja transgénica y reemplazó la histórica producción de carne vacuna alimentada con pasto de alta calidad por el maíz -sistema que produjo una importante baja en la calidad de la carne que caracterizaba a la Argentina-. ¿Qué quiere decir esto? Que, por si fuera poco, también tiene en sus manos los alimentos del pueblo.

Eduardo no solo es altamente poderoso en la región, también lo es en Estados Unidos e Israel -casualmente, los dos países más codiciados por el actual presidente-. En lo que es la élite global, se lo vincula a figuras controversiales como Henry Kissinger y Rockefeller, que intentaron utilizar la crisis para presionar al gobierno de Argentina para que canjeara su deuda por la totalidad de la patagonia.

Su éxito también se debió a tres accionistas multimillonarios estadounidenses con activismo sionista: Sam Zell, Michael Steinhardt y Edgar Bronfman. Este último, ex presidente del congreso judío mundial a quien conoció en Israel. Para el empresario, los contactos nunca son aleatorios: para su cumpleaños 45, su amigo y socio Bronfman -dueño de una de las mayores fortunas del mundo- le ofreció hacerse cargo de la tesorería del Consejo Judío Mundial. En 2005, agregaría a su lista el importantísimo organismo internacional, presidido por el propio Bronfman.

Religión, economía y política: la tríada que une a Elsztain con Milei

A pesar de su enorme influencia, la figura de Elsztain no es de las más conocidas entre los empresarios locales. Sin embargo, su nombre recorrió los noticieros este último tiempo a partir de la larga estadía del presidente en el Hotel Libertador. Dicho sea de paso: no hay registro de pago de las lujosas habitaciones y salas de reuniones que utilizó el economista libertario (¿gentileza o intercambio de favores?). Al revuelo ocasionado por la excesiva visibilidad entre el principal mandatario de la república y el sector privado, se le sumó la presencia de Elsztain en el Congreso. Desde uno de los palcos, se lo vio aplaudiendo a Milei en la asunción presidencial. “Es la primera jura a la que asisto”, admitió en una entrevista

El multimillonario tiene un rol clave con la gestión actual, no solo a nivel empresarial, sino también a nivel religioso -dos cuestiones estrechamente vinculadas por el propio Javier Milei-. En este sentido, funcionó de nexo entre el líder de La Libertad Avanza y el judaísmo ortodoxo, Jabad Lubavitch. ¿De qué se trata? En muy resumidas cuentas, la Lubavitch es una de las ramas del jasidismo, un movimiento pietista surgido en Europa del Este en los siglos XVIII y XIX. Es una organización transnacional ortodoxa con un rol muy fuerte en términos geopolíticos y con un rabino en la Argentina, Tzvi Grunblatt, con gran peso internacional.

Así como lo personal es político, lo religioso también y esa cercanía fue la que hizo que Elsztain incida directamente en los nombramientos de funcionarios.

Javier Milei junto al rabino Tzvi Grunblatt, director de la fundación Jabad Lubavitch Argentina. Foto: LPO

La elección de Milei es, entonces, por un judaísmo tradicionalista, anticomunista y milenarista. Al visitar la tumba del “Rebbe” -sugerencia de Eduardo- y la sede principal del movimiento en Nueva York, apuntó a una lógica que torna evidente la fusión entre lo político y lo religioso. Un paso significativo en esa dirección, se evidencia en la entidad de sus gestos y las palabras en hebreo -como su posteo en Instagram luego del fracaso de la Ley Ómnibus amenazando a los gobiernos de la provincia que votaron en contra-, sumado a su intención de trasladar la Embajada argentina de Tel Aviv a Jerusalén.

Pero no todo el judaísmo argentino está a favor de la utilización política de las citas bíblicas y las referencias simbólicas que incorpora el presidente. La colectividad es amplia y diversa y fueron miles quienes pronunciaron su distanciamiento con el economista libertario, así como su repudio a Victoria Villarruel. Bajo la consigna “En nuestro nombre no”, expresaron a través de un comunicado que la actual vicepresidenta “es la principal figura del negacionismo en nuestro país y de defensa de una dictadura que tuvo un probado carácter antisemita al ensañarse especialmente con desaparecidos/as de origen judío”.

La carta también aclara: “La ética judía que aprendimos y que aspiramos a poner en práctica en nuestras vidas está íntimamente vinculada a la noción de igualdad y de justicia social, la misma que Milei tilda de aberrante. Por lo tanto, nuestro judaísmo se encuentra en las antípodas de Javier Milei y su proyecto político”.

Javier Milei junto Benjamín Netanyahu, Primer Ministro de Israel (07/02/2024).

La concentración en la riqueza en manos del 1%

Según revela un informe de Oxfam, casi dos terceras partes de la nueva riqueza generada desde el año 2020, pertenece a un 1% de la población mundial. Quiere decir que poseen cerca del doble de capital que el 99 % restante de la humanidad. Sobre ese pequeñísimo porcentaje, en los últimos diez años se concentró alrededor del 50 % de la nueva riqueza. 

El documento con los datos se publica cada vez que comienzan los encuentros en el Foro Económico Mundial de Davos -Suiza-, espacio en donde se discuten los desafíos a nivel internacional los principales funcionarios estatales -en la última edición asistió Javier Milei-, líderes del sector político y empresarial -Elsztain ya es habitué en el ambiente-, así como de la sociedad civil y medios de comunicación de todo el mundo. “La ley del más rico” expone el contexto en el que tanto la riqueza como la pobreza se acrecientan simultáneamente por primera vez en 25 años. Mientras, la élite se reúne en Suiza para debatir posibles “soluciones” a la pobreza, la inequidad de género y crisis climática que ellos mismos ocasionaron para acumular su fortuna.

En una entrevista a Cristina Fernández de Kirchner en el año 2017, la Negra Vernaci le pregunta si le interesaría volver a postularse como presidenta por una “cuestión de poder”. “Identificar el poder en este país y en el mundo contemporáneo con estar en el gobierno, es una burrada”, le contesta la ex presidenta y continúa explicando: “Los poderosos no están en la casa de gobierno, no vienen a hablar con vos a la radio. A ver si los dueños de este país van a estar sentados acá, hablando con vos. Están en donde siempre estuvieron,  digitando botoneras y diciendo esto sí, esto no”. La periodista la interrumpe diciéndole que ser presidenta de la nación también es poderoso. “Es una parte del poder… ¿si me decís sobre el 100%? Y, el 25% te digo que es, hoy, donde un tipo hace Enter en Nueva York o en México y te provoca un tembladeral mundial y te deja con el tuje al norte porque se cayó la Bolsa”, responde Cristina.

Foto de portada: Road Show

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

Te puede interesar

¿Cómo pensar a Tosco hoy?

El aguante

Bancá el periodismo de base, cooperativo y autogestivo

Para hacer lo que hacemos, necesitamos gente como vos.
Asociate
Cooperativa de Trabajo Enfant Terrible Limitada.
Urquiza 1740 7A, Córdoba.