Se reactivan las asambleas universitarias: trincheras en medio del asedio electoral

Entre un contexto inflacionario que pulveriza el salario docente y no docente, a la vez que la crisis socioeconómica dificulta la accesibilidad a la educación pública, mientras la ultraderecha propone arancelar la educación pública, se activan las alarmas hacia adentro de la comunidad universitaria. Hoy se realizará la primera asamblea abierta, interclaustro y de todas las facultades que integran la Universidad Nacional de Córdoba, a las 17:00 horas en el Pabellón Argentina.
Foto: archivo Enfant Terrible

Las asambleas universitarias que impulsan principalmente estudiantes, pero donde también pueden participar docentes y no docentes de las distintas facultades, están volviendo a cobrar vida en los patios y plazas secas de la Ciudad Universitaria de la ciudad de Córdoba.

En las facultades de Ciencias Sociales, en Ciencias de la Comunicación, Artes y Psicología ya se han realizado convocatorias abiertas, mientras que hoy ser hará la primera asamblea interclaustro y de todas las facultades que integran la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), a las 17:00 horas en el Pabellón Argentina, en el marco de la Muestra de Carreras.

“Nos encontramos para seguir pensando acciones en conjunto como comunidad universitaria en defensa de los derechos conquistados y la educación publica”, expresa la invitación que circulan en redes sociales.

A su vez, también se vienen realizando otras asambleas como la Asamblea por el Comedor que reclama por un comedor universitario más abierto, cuestionando el proyecto “Comedor 360” aprobado en el año 2021 por el Consejo Superior de la UNC, ya que la nueva gestión universitaria, que ahora encabeza el radical Jhon Boretto, realizó modificaciones para que los históricos centros de alimentación dejaran de ser gratuitos, y que lejos de los módicos $4 que se pagaban antes, tuvieran cada vez más aumentos. Algo a destacar en los encuentros y ollas populares que vienen haciendo desde la Asamblea, es la presencia de la Policía de Córdoba ingresando con patrulleros y sacando fotos a estudiantes.

Las asambleas surgieron en su momento como preocupación y forma de organización plural, permitiendo entrar al debate público a actores que no se sintieran representados en ninguna organización política, o no estuvieran contenidos en algún gremio. A su vez, más allá de las decisiones o estrategias de los otros espacios de representación, también se permitieron acompañar acciones de reclamos docente y no docente, fortaleciéndolos, ampliándolos, tejiendo estrategias. Puede decirse que las asambleas son una especie de alarma ante situaciones críticas, y hoy estaría sonando.

Trinchera universitaria

En su momento, las asambleas cobraron mucha fuerza como espacios diversos de intercambio y discusión durante los primeros años de Gobierno de Cambiemos (2015-2019), a raíz del desfinanciamiento presupuestario bruto que comenzaba a impactar en la educación pública, lo cual en principio golpeaba el bolsillo docente y los equipos de investigación de instituciones nacionales como Conicet, que también sufría despidos.

En 2018, en el contexto más álgido del conflicto que encabezaba el movimiento estudiantil, en Córdoba, la cuna de la Reforma Universitaria de 1918, paradójicamente 27 estudiantes terminaron con causas judiciales a nivel federal por participar en acciones de reclamo en el Pabellón Argentina, símbolo del poder concentrado de la UNC.

De aquellos años al presente, luego de un cambio de gobierno a nivel nacional y una pandemia mundial, la situación de la educación pública en general y la universitaria en particular no ha visto avances significativos en términos de fortalecimiento. El contexto socioeconómico inflacionario que pulveriza el salario docente y no docente está agudizado, y las medidas como los paros se vuelven más recurrentes; de hecho, hoy el sindicato ATE convocó al paro a no-docentes universitarios.

Y aunque son los gremios los que vehiculizan las acciones más visibles como los paros, en las asambleas se ha visto que éstas pueden ampliar las perspectivas de los mismos, madurar las discusiones -para luego darlas de cara al conjunto de la comunidad universitaria- y transversalizar la lectura de lo que se vive también más allá de la universidad, quiénes llegan a ella, quiénes permanecen, quiénes se van y quiénes directamente ni llegan.

Frente a este panorama es que surgió una nueva convocatoria para una asamblea abierta, interclaustro y de todas las facultades que integran la Universidad Nacional de Córdoba, el día jueves 7/09 a las 17:00 horas en el Pabellón Argentina.

Agendas en disputa

El contexto que convoca actualmente es distinto al que hizo surgir con fuerza a las asambleas, salvo porque el eje transversal es la amenaza (hoy profundizada) al acceso a la educación pública y de calidad.

La universidad no es ajena al panorama electoral donde, en los últimos años, los sectores del arco político más derechizados y con mayor alcance mediático vienen insistiendo en propuestas como el arancelamiento del acceso a la educación, imponiendo una visión de mercado, negocio y competitividad hacia adentro de la comunidad educativa, poniendo como ejemplos sistemas de países con realidades completamente alejadas de las que se viven hoy en las provincias, localidades y barrios de Argentina.

Sin embargo, los argumentos que vienen por ultraderecha se han popularizado y hasta una parte importante del propio estudiantado apoya las propuestas, a la vez que vota a los candidatos que las impulsan. Este sector estudiantil y juvenil también habita las facultades, e incluso, en facultades como Económicas hasta llegó a conformar agrupaciones políticas. El ecosistema estudiantil universitario contiene ahora nuevos actores y subjetividades políticas.

Por otro lado, si bien las agrupaciones de la izquierda partidaria se ha caracterizado siempre por participar de los espacios asamblearios, las consignas y propuestas que acercan no dejan de ser el reflejo de la bajada de línea de las plataformas electorales que, como se vieron en los últimos resultados electorales, no contienen propuestas que cautiven a una gran mayoría.

Mientras tanto, el peronismo universitario en Córdoba también está embarrado de lleno en la agenda electoral, buscando omitir las discusiones en torno al acuerdo inflacionario con el Fondo Monetario Internacional, y su perspectiva política se diferencia en mayor medida por los candidatos que llaman a votar: el que sale de Córdoba por un lado, frente al que llaman a votar a candidatos del kirchnerismo por el otro.

“No hay que cerrar la discusión a un panorama netamente electoralista”

En diálogo con Enfant Terrible, Oliverio Mendoza, estudiante de Antropología y consejero en el Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Humanidades por el Frente Asambleario (FA), compartió algunas lecturas que realizan desde su espacio frente al panorama actual. El FA es un espacio político estudiantil conformado por las asambleas de diferentes carreras en la facultad.

“Como Frente Asambleario hacemos una lectura donde vemos que desde el 2018, después del movimiento de organización estudiantil y su posterior criminalización, se generó un gran disgregamiento organizativo y de movilización seguido por la pandemia y la crisis económica que conlleva a una individualización, donde se prioriza garantizar lo básico”, acotó en principio el representante estudiantil.

“Ante esta situación, la posibilidad del crecimiento del movimiento estudiantil y del movimiento universitario, creemos que no es militando a un candidato ni tampoco mediante consignas progresistas o lógicas que están saturadas”, sentenció Mendoza.

Desde la organización de asambleas sostienen que los debates deben ir en un sentido más profundo, o al menos diverso y amplio en relación a las realidades, no sólo de la vida universitaria. En este sentido, plantean discutir haciendo énfasis “en lo que se encuentra atacado por las lógicas de mercado, que hoy están teniendo mucho peso”. Además de la educación pública, la ciencia y la técnica, los derechos laborales, a la salud pública, e incluso el propio sistema democrático “y todas esas instituciones que hoy garantizan un funcionamiento donde la presencia del estado es garante de condiciones de la vida social, civil y cultural”.

“No hay que cerrar la discusión a un panorama netamente electoralista, ni a una lectura progresista de cosas que se entienden dadas o se dan por entendidas a priori. Por eso, mediante consignas amplias y ante la gran diversidad de posiciones que hay desde los diferentes sectores organizados, creemos que es posible interpelar primero a la comunidad universitaria que es tan amplia, llamándola a la reflexión sobre qué cosas están puestas en juego hoy en día. También considerando la necesidad de tener un movimiento gran de crezca, y permitir salir de la universidad para articular con otros sectores, como los estudiantes secundarios y diferentes sectores organizados o que se pueden llegar a organizar, que están fuera del ámbito universitario netamente”, concluyó Oliverio.

Sobre esto último, el estudiante compartió que como Frente vienen proponiendo que en la movilización del próximo 16 de septiembre, donde se conmemora la “Noche de los Lápices” exista un bloque unificado “donde puedan movilizar un bloque de la comunidad universitaria en su conjunto”.

Etiquetas
Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

Te puede interesar

La Universidad Provincial lanza nuevas tecnicaturas en el marco de su regionalización

El aguante

Bancá el periodismo de base, cooperativo y autogestivo

Para hacer lo que hacemos, necesitamos gente como vos.
Asociate
Cooperativa de Trabajo Enfant Terrible Limitada.
Urquiza 1740 7A, Córdoba.