El color sobre los muros: una charla con Alfredo Segatori

Consagrado como uno de los muralistas argentinos mas destacados de nuestro tiempo, el pintor Alfredo Segatori culminó recientemente una mega pintura sobre los míticos silos de grano de San Francisco. A propósito de la obra "La vaca que se fue volando" que adorna la ciudad cordobesa, Enfant Terrible charló sobre arte, pintura, ciudades, colores y espacios públicos con este singular artista

Por Ignacio Bisignano |

🕒 6 minutos de lectura
"La vaca que se fue volando" sobre los silos de San Francisco

El artista Alfredo Segatori acaba de finalizar una mega intervención urbana en la ciudad cordobesa de San Francisco a la que llamó “La Vaca que se fue volando”. En un enorme silo del molino compuesto por cuatro cilindros de casi cuarteta metros de largo, este pionero del street art pintó un mural de elevada belleza e impacto. Vacas surrealistas de prominente volumen y un entorno de colores seductores logran resignificar eficazmente el paisaje urbano que rodea un emblema de los antiguos trabajadores industriales de la ciudad de San Francisco.

La larga trayectoria de Segatori lo consagran como uno de los mas ilustres muralistas argentinos. Cuenta entre sus obras “Por una Cabeza”, “El Regreso de Quinquela”, “La Jirafa Mirando Miranda”, “Panda Pandemial tomando mate en Villa del Parque” y “el San Diego del Barrio de La boca”. Enfant terrible dialogó con Alfredo acerca de su obra recién terminada en territorio cordobés.

¿Cómo surgió la idea de realizar un mural de grandes dimensiones en ese silo de San Francisco que representa un emblema para la historia de la ciudad?
 
Fui convocado por la Secretaría de Cultura en el marco del proyecto de arte urbano "Las paredes hablan", que se está impulsando en la ciudad. Al recibir la invitación les dije que busquen una pared de grandes dimensiones, y es así como aparecieron los silos, el molino, con toda su historia.
 
¿”La vaca que se fue volando” era una idea que buscaba lugar y encontró este silo de San Francisco o más bien querías realizar una obra en ese sitio y la imagen surgió después?


En todas mis obras me inspiro generalmente en la pared, y así ocurrió. Teniendo en cuenta que íbamos a San Francisco, instantáneamente pensé en las vacas. Ya había realizado el mural “El día que las vacas vuelen” con motivo a un documental que me realizaron para Amazing China, pero sobre una superficie mucho más chica.
 
En este mural vuelve “La vaca Juanita”, personaje presente en otra de tus obras: “La vaca Juanita radiactiva que se escapó de la Rural” ¿Por qué decidiste que esta figura regrese en el silo de San Francisco?¿Cómo dialoga “La vaca que se fue volando” con las demás creaciones de tu portfolio?

“La vaca Juanita radiactiva que se escapó de la Rural”, es una escultura que nació para Drap Art en el CC Recoleta, con elementos del reciclaje y ahora me acompaña en el taller toda exabrupteada. En los silos, al momento de terminar de definir la idea con los elementos que tienen las vacas -chicle, globo, anteojos, auriculares-, al llegar a la última figura apareció el gorro de Juanita y así es que decidí que directamente forme parte del mural, continuando la historia. El día que las vacas vuelen ya llegó a San Francisco con la vaca que se fue  volando y seguramente la historia continuará.
 
Si bien tu obra ha explorado diversos rubros, el arte mural en espacios públicos es una de tus contribuciones más destacadas y conocidas ¿Qué significa para vos hacer murales? ¿Cuál es tu principal búsqueda en la intervención de un espacio que se hace visible en el paisaje cotidiano?

La búsqueda es interna, es mágico poder intervenir un espacio con tanta visibilidad y es una situación que a mi manera de ver las cosas, demanda gran respecto por el entorno donde se realiza. Por eso siempre cuando pinto, tengo en cuenta que lo que realice será visto por muchas personas de todo tipo de credos, edades, ideologías y nivel socio-económico.

"Creo que el arte tiene la posibilidad de unir, de llegar a la mayor cantidad de personas de una manera positiva y si puedo sacar una sonrisa, mucho mejor. Lo valioso es la diversidad de propuestas en el espacio público con libertad"

Alfredo Segatori

¿Qué hace un artista cuando realiza un mural? ¿Resignifica un sitio en desuso? ¿Crea algo totalmente nuevo en la transformación de lo viejo? ¿Cuál es el diálogo con un material que generalmente ha sido creado con otros fines?
 
Creo que se re-significa el espacio, lo transforma.  En mi experiencia, el mural siempre fue enriquecedor para la zona que lo alberga, como fue el caso del mural del San Diego del Barrio de la Boca o El Regreso de Quinquela, en dónde el mural cambió la cotidianidad de la zona, en ambos casos lugares “peligrosos” transformados en puntos de encuentro de turistas y personas que se acercan a visitarlo. Algo parecido ocurrió con los Silos de San Francisco, muchas personas que vivieron toda su vida en allí, me manifestaron que durante años hubo descontento con esta mole gris en el medio de la ciudad y su alegría por esta
intervención que los transformó.   
 
El arte mural parece atravesar un gran momento en Argentina, no sólo por el aumento cuantitativo de obras sino también por el elevado nivel que pueden apreciar los transeúntes en diversos espacios intervenidos. Particularmente en Córdoba es destacable el trabajo de artistas como Elian Chali, Munino, Mex Seba Zapata, Dino Valentini, Hora French.

En cuanto a tu visión ¿Cómo aprecias el auge del arte urbano en nuestro país? ¿Por qué crees que hay un crecimiento en este rubro artístico?

 
Creo que está en constante crecimiento el arte urbano -generalmente por apoyo de empresas privadas-, ya que poder realizar estas obras demanda logística y materiales. Es importante contar con presupuesto para eso. En el caso de Córdoba, me parece bien la iniciativa que está tomando con políticas culturales que no se ven en otras provincias y es muy importante para el desarrollo del arte con todo lo que conlleva: turismo, difusión internacional, impulso laboral para los artistas, además del cambio positivo para los vecinos que lo reciben y en la mayoría de los casos recibo hermosas devoluciones.


Si bien el crecimiento de intervenciones artísticas en espacios públicos parece ser un hecho para celebrar, resulta insoslayable admitir que en nuestra provincia la cultura funciona como herramienta ideológica y
propagandística con fines que parecen ajenos al arte ¿Cómo te enfrentas ante la clásica encrucijada de políticas culturales y autonomía del arte? ¿Qué rol cumple el artista en referencia a los intereses de la política partidaria? ¿Cómo posicionarse ante la inevitable incidencia de sectores de poder, sean del mercado, sean del Estado?
 
Siempre mantengo una actitud independiente, para poder realizar mis obras en la mayor libertad, y así lo vengo realizando, sin condicionamientos. En mi experiencia personal en Córdoba, me dieron toda la libertad para realizar mi obra. Creo que la gestión que vienen realizando desde la Secretaria de cultura de San Francisco está respetando la creatividad y libertad de expresión de los artistas, como así también apoyando y generando fuentes de trabajo para excelentes artistas locales de allí.

También te puede interesar:

Ignacio Bisignano

Licenciado y profesor en Filosofía. Especializado en estética y filosofía del arte. Escribo ensayos y críticas sobre el teatro cordobés, también hablo de eso en “TeatroRadio” (Radio Gen 107.5).

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram