Publican datos preliminares sobre un relevamiento de condiciones de vida LGBTNb+

“Mayor nivel educativo pero peores condiciones de vida entre personas LGBTNb+ en Argentina” es una de las primeras conclusiones que arroja el primer informe de este tipo

Se publicaron algunos datos preliminares del “Primer Relevamiento Nacional de Condiciones de Vida de la Diversidad Sexual y Genérica” realizado entre los meses de mayo y septiembre de 2023, donde más de 15 mil personas LGBTTIQ+ de todo el territorio nacional contestaron la encuesta para su elaboración.

Este relevamiento “es el primero de este tipo que ofrece información estadística sobre la situación laboral, educativa, de salud, vivienda, convivencia y discriminación de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, no binaries y otras identidades en el país (LGBTNb+)”, explican en el documento que arroja los primeros datos.

“Los resultados no son estadísticamente generalizables a la totalidad de esta población, pero brindan información precisa y confiable sobre un gran número de personas”, aseguran también en el documento.

A continuación compartimos los datos preliminares completos y adjuntamos el documento para su descarga:

¿Quiénes participaron del estudio?

El 73,1% (11.126 respuestas) se considera cisgénero (personas cuya identidad de género y sexo asignado al nacer coinciden). La proporción de personas trans, no binaries y de género fluido (22,5%, 3.427 respuestas) es superior a la reportada por otros estudios similares en la región.

En cuanto a su orientación sexual, un 35,7% de las personas se identificó como gay (o bien, categorías emergentes y próximas aunque no idénticas en términos políticos, como por ejemplo marica, putx, trolo); un 22,5% bisexual (la mayoría mujeres o mujeres cis, como se observa en estudios de otros países) y un 15,0%, lesbiana.

Más del 40% de las personas participantes residía en AMBA al momento de responder la encuesta; en segundo lugar, se encuentran quienes residían en región pampeana. Las feminidades o mujeres trans cuentan con mayor presencia relativa en el NOA, mientras que masculinidades o varones trans que participaron del estudio están relativamente más presentes en la Patagonia.

La distribución de quienes participaron es similar a los patrones de distribución de la población general, salvo para el caso del NOA y, sobre todo, NEA, regiones que se encuentran subrepresentadas en el estudio.

Una de cada diez personas se reconoció indígena o descendiente de pueblos originarios; mientras que 3,6% se consideró afrodescendiente o con antepasados africanos. Este porcentaje llega a casi el 10% en feminidades o mujeres trans, y también es mayor a la media entre no binaries, bisexuales masculinos y masculinidades o varones trans.

Educación: Más de la mitad de gays cuentan con universitario o terciario completo

La mayoría de las personas participantes presentan un nivel secundario completo o superior incompleto (universitario o terciario). Pero las personas trans (sobre todo, feminidades o mujeres trans) cuentan con menor nivel educativo en términos comparados al resto de la muestra, seguidas por no binaries y otras identificaciones. En contraposición, casi un 55% de las personas gays cuentan con un nivel educativo superior completo o mayor. En términos relativos la población de la muestra tiene niveles educativos algo superiores a la población general sobre la base de los últimos datos censales.

Los ámbitos educativos no están exentos de discriminaciones hacia el colectivo LGBTNb+. Entre quienes asisten actualmente a un establecimiento educativo, un 16,7% señaló haber sido agredida o discriminada por profesores, directivos o personal de esta institución, mientras que un 20% vivió situaciones de agresión o discriminación por parte de compañeros de estudio. Estos números son considerablemente más altos para varones y masculinidades trans, feminidades o mujeres travesti-trans y para no binaries.

Trabajo: Las personas trans tienen el doble de tasas de desocupación que las personas cis

En lo que respecta a la condición de actividad, 77,4% de las personas están ocupadas, pero un 7,3% está en situación de desocupación. Las tasas de desocupación son considerablemente mayores entre varones y masculinidades trans (14,3%), feminidades y mujeres travesti-trans (12,3%) y no binaries (10,1%) (Ver Gráfico 3). Salvo para gays y lesbianas, la tasa de desocupación es mayor que la reportada para la población general (6,2% en el segundo trimestre de 2023, según INDEC).

Durante la semana previa a responder el estudio, el 3,2% de las personas encuestadas dijo haber tenido sexo a cambio de dinero u otro pago, o vender contenidos sexuales. Casi un 15% del total realizó alguna de estas actividades alguna vez en su vida. La proporción es considerablemente mayor entre feminidades y mujeres trans, donde algo más de la mitad ha realizado trabajo sexual alguna vez en su vida.

También se relevaron situaciones de discriminación y agresiones en ámbitos laborales a lo largo del último año. Por ejemplo, casi 4 de cada 10 mujeres o feminidades trans reportan haber sido desestimadas o despedidas de un trabajo por su identidad de género; entre varones y masculinidades trans el porcentaje es cercano al 30%.

Más del 30% de las personas trans señalan haber recibido trato desigual respecto a beneficios, cargas o prestaciones laborales o ascensos a lo largo del último año. Estos porcentajes son aun mayores para situaciones de agresión o discriminación por parte de compañeros de trabajo o clientes.

En promedio, el 14,2% de las personas que participaron del estudio reportaron haber vivido situaciones de trato desigual respecto a beneficios, cargas o prestaciones laborales o ascensos a lo largo del último año, y un 17,8% haber sufrido agresiones o discriminaciones en su ámbito laboral por su identidad sexo-genérica.

Salud: casi la mitad de travestis y trans dependen exclusivamente de la cobertura pública de salud

El 47,7% cuenta con obra social, mientras que las personas trans (en especial, feminidades y mujeres trans) y no binaries presentan porcentajes algo inferiores al total. El 23,8% del total de la muestra cuenta con cobertura pública, lo cual incluye a las personas que contestaron que no estaban asociadas a ningún tipo de cobertura, las que mencionaron estar asociadas a un programa o plan estatal de salud y aquellas que no estaban asociadas a ningún tipo de cobertura pero que estaban asociadas a un plan de emergencias médicas. Entre estas personas que solamente cuentan con cobertura pública, destacan las feminidades y mujeres trans (46,1%), seguidas por masculinidades o varones trans y no binaries (33,7% y 32,6%, respectivamente).

A lo largo del último año, casi 20% de las personas encuestadas señalaron haber tenido una mala atención o sufrir maltratos por su identidad de género u orientación sexual en un centro de salud o por parte de profesionales de salud. Como ocurre con otros indicadores de discriminación y agresiones evaluados, las personas trans (sobre todo varones trans) y no binaries, reportan porcentajes que representan el doble de estas situaciones.

El 12,7% de personas que participaron del estudio indicó tener al menos una discapacidad. Las más prevalentes son las cognitivas (concentración - memoria), especialmente entre masculinidades y varones trans, no binaries y, en menor medida, feminidades y mujeres trans y personas bisexuales. Le siguen las discapacidades visuales, con casi un 5% de reportes.

En relación a la salud mental, se presentan niveles muy altos de estrés, depresión y angustia, miedo o ansiedad. El reporte de estrés en los últimos 12 meses varía entre 86,5% en gays y 96,9% en mujeres y feminidades bisexuales. La mitad (50,2%) de quienes respondieron la encuesta afirmaron que tuvieron depresión en el último año, alcanzando a uno de cada siete varones y masculinidades trans. Ellos son quienes también mayormente reportan angustia, miedo o ansiedad, con 88,6%, siendo los gays quienes presentan el menor valor, que de todas formas es muy alto (80,5%).

Más información sobre estas y otras dimensiones analizadas (tipo de ocupación, migración, características de vivienda, composición de sus hogares, ingresos, soporte social, participación, religión, etc.) se reportarán en breve en http://censodiversidad.ar

Foto de portada: Ariel Gutraich/Agencia Presentes

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

Te puede interesar

La Universidad Provincial lanza nuevas tecnicaturas en el marco de su regionalización

El aguante

Bancá el periodismo de base, cooperativo y autogestivo

Para hacer lo que hacemos, necesitamos gente como vos.
Asociate
Cooperativa de Trabajo Enfant Terrible Limitada.
Urquiza 1740 7A, Córdoba.