El falcon verde de Javier Milei, un torpedo al consenso democrático

Las declaraciones de Milei no solamente son un atentado contra los consensos democráticos sino una búsqueda calculada de atraer el voto de la familia militar que todavía -y cada vez menos- prefiere inclinarse por Patricia Bullrich. Las promesas subrepticias de indultos y amnistía para los militares genocidas sobrevuela como un fantasma que amenaza anidar en la Casa Rosada dentro de tres semanas.
Foto: AP

Javier Milei trajo desde el fondo de la historia el discurso de los comandantes de la Junta Militar para justificar el terrorismo de Estado. Durante el debate presidencial, el candidato de La Libertad Avanza retomó el hilo discursivo esgrimido en su momento por el ex almirante genocida Emilio Eduardo Massera, y planteó que "los desaparecidos no fueron 30.000" y que el genocidio se trató en realidad de "una guerra" en la que el secuestro, exterminio y violación sistemática de derechos humanos fueron "excesos".

El punto "Derechos humanos y convivencia democrática" fue parte del debate a pesar de que el equipo de campaña de Milei intentó sacarlo del temario a través de una presentación formal ante la Cámara Nacional Electoral, firmada por la apoderada del espacio, Karina Milei. Afortunadamente la Cámara omitió el pedido y el punto fue incluido en la primera ronda de debates presidenciales.

El repudio ante los discursos negacionistas del candidato de la extrema derecha no se hizo esperar. La Abuela de Plaza de Mayo, Taty Almeida, reaccionó a los dichos con contundencia.

"¿De qué excesos habla, Dios mío? ¿Tirar a las monjas francesas y a las Madres, y vaya a saber cuántos más vivos al mar en los vuelos de la muerte consideran que fue una guerra? ¿Torturar embarazadas hasta que tuvieron a sus bebes para después robárselos y matarlas, es una guerra? ¿Esos son los "excesos" de los que hablan? A nuestros hijos los torturaron y murieron bajo los efectos de las cosas horribles que les hicieron y ahora tenemos que soportar estas cosas"

En sintonía con el discurso y la militancia de su compañera de fórmula, Javier Milei mostró su rostro más antidemocrático, no sólo al reeditar la Teoría de los dos Demonios, sino al reivindicar subrepticiamente el accionar de la última dictadura cívico militar. Es probable que dentro de LLA calculen que el voto de la "familia militar" es un porcentaje apetecible para el candidato libertario y que se encuentra disputado con la gran perdedora del debate Patricia Bullrich.

Más allá de los cálculos políticos y los guarismos electorales, faltando tres semanas de las elecciones generales, el fantasma de la dictadura militar y su plan económico de miseria planificada se convierte cada día que pasa, en un monstruo más real.

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

Te puede interesar

La Universidad Provincial lanza nuevas tecnicaturas en el marco de su regionalización

El aguante

Bancá el periodismo de base, cooperativo y autogestivo

Para hacer lo que hacemos, necesitamos gente como vos.
Asociate
Cooperativa de Trabajo Enfant Terrible Limitada.
Urquiza 1740 7A, Córdoba.