La deuda que se agranda mientras no se declara la Emergencia por Violencia Machista

¿Qué relación tiene la pobreza, la precarización, el ajuste y el endeudamiento con el incremento de la violencia machista? Una pregunta que resuena en un 2022 que cerró su primer mes con una muerte cada 31 horas de mujeres, travestis y trans por su condición. El lamentable primer lugar lo tiene Córdoba, que en febrero no dejó de sumar muertes. Y la emergencia por violencias, ¿para cuando? Belén Valleto, trabajadora del Polo de la Mujer y delegada de ATE dialogó con Enfant Terrible sobre esta alarmante situación.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 7 minutos de lectura

En Argentina la violencia machista se sostiene. El primer mes del 2022 terminó con una muerte cada 31 horas según el Registro Nacional de Femicidios, Lesbicidios, Trans - Travesticidios del Observatorio "Mujeres, Disidencias, Derechos" de la organización MuMalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana).

En Córdoba ese lapso de horas correspondió con los 6 femicidios ocurridos en enero, los índices más altos del país en este sentido, que han seguido registrando casos en febrero como el asesinato de Susana del Valle Sosa o de Teresa Villafañe.

Este preocupante escenario no se desliga de la situación provincial actual, donde Córdoba cuenta con índices de pobreza por encima de la media nacional, niveles de desocupación también más altos de Argentina, caída generalizada de los salarios y un endeudamiento de $264 mil millones (el 95% en moneda extranjera).

No hablamos de casualidades si correspondemos la pobreza, la deuda, el ajuste y la precarización, con la violencia machista en sus distintas expresiones, entendiendo que los femicidios, transfemicidios y travesticidios son un extremo del complejo entramado de violencias (económica, simbólica, laboral, institucional, sexual, racial, entre otras).

Para pensar correlaciones podemos remitirnos a los apuntes de Luci Cavallero y Verónica Gago, cuando en su libro Una lectura feminista de la deuda (2020), recuperan cómo “el movimiento feminista ha evidenciado y puesto en la agenda pública que la precariedad a la que nos arrojan las políticas neoliberales constituyen una economía específica de las violencias que tienen en los femicidios y travesticidios su punto cúlmine (p; 14)”.

“Cuando hablamos de violencia contra mujeres, lesbianas, travestis y trans, tocamos el corazón del sistema de violencias del capitalismo, el que lo hace posible en su momento de crueldad actual (p; 14)”.
Foto: El Grito del Sur

De alguna manera esto sirve para pensar por qué el Gobierno de la Provincia, o la Legislatura Unicameral, o el Poder Judicial provincial no dispusieron la emergencia por violencia machista (como pedirle al gobernador que disponga políticas de reforestación en una provincia sojera).

Para profundizar sobre la situación provincial, desde Enfant Terrible contactamos con Belén Valleto, trabajadora del Polo de la Mujer y delegada de ATE (Asociación de Trabajadorxs del Estado).

- Enfant Terrible (ET): A pesar de las altas cifras de femicidios y casos de violencia, el Gobierno Provincial no ha declarado ningún tipo de emergencia, y tampoco se avistan acciones por parte del Poder Judicial ni Legislativo de la Provincia en este sentido, ¿Qué observaciones hacen como trabajadoras del Polo sobre esta situación?

- Belén Valleto (BV): Como trabajadoras del Polo de la Mujer que nos organizamos desde ATE creemos que el rol de los trabajadores y trabajadoras es fundamental en el diseño de las políticas públicas que garantizan el acceso a los derechos de las personas. En ese sentido, luego del suicidio de Luana –que puede ser pensado como un femicidio, ya que está directamente asociado a lo que ella padeció- desde la Comisión Directiva del gremio se ha ingresado una nota solicitando la emergencia en violencia, porque además en enero tuvimos cinco femicidios y sabemos que atrás de cada número hay una persona, una familia, hijes. Pero vemos con mucha preocupación que aún no se haya declarado.

Movilización en Pilar, Córdoba, de familiares y amigxs de Luana Ludueña, bombera que el 21 de enero se suicidó luego de haber denunciado por abuso sexual a Diego Concha, ex jefe de Defensa Civil de la provincia. Foto: La Vaca

Como trabajadoras también venimos exigiendo, porque si bien somos un servicio esencial y está bueno que lo seamos, lo somos en relación a nuestras obligaciones, pero no en relación a nuestros derechos. Desde el mismo Ministerio (de la Mujer) también se espera ese reconocimiento, pero tampoco se acciona desde la Legislatura en relación a eso.

Respecto al Poder Judicial, es fundamental una reforma que debe ser feminista, porque la Justicia es creada por hombres y es patriarcal y machista. También hay muy pocos trabajadores y trabajadoras del Sistema Judicial; a veces la gente se enoja cuando va al Polo porque tiene demoras en la atención de hasta 16 horas, imaginate todo ese tiempo para alguien que va a denunciar, pero esas demoras suelen ser de la Unidad Judicial.

Si bien hay un esfuerzo real por generar mejores condiciones y ofrecer un tratamiento integral a la violencia de género, que es necesario, no es suficiente. Por ejemplo, en la Provincia de Córdoba se intenta una especie de descentralización del Polo de la Mujer con los Puntos Mujer, pero la cantidad de trabajadores y trabajadoras es muy escasa en proporción a la cantidad y la complejidad de demandas que recibimos.

“Tenemos que pensar que venimos de cuatro años de gobierno del macrismo y más los años de pandemia que han diezmado en todo sentido, las poblaciones están mucho más vulnerables. Eso hace que haya más situaciones de violencia, más complejas, y nosotras somos muy pocas”.

- ET: ¿Qué relación tienen estos elementos que nombras, el macrismo, la pandemia, sumado al endeudamiento de la Provincia y la Nación con el aumento de las violencias?

- BV: La violencia es un síntoma de la época, pero el neoliberalismo y las políticas que son neoliberales sin dudas generan un aumento de las distintas formas de violencia y sobre todo contra las mujeres y las disidencias. Insisto que hay un esfuerzo, tenemos un Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades, pero no es suficiente y además eso se construye sobre la base de violentar a otras mujeres a través de la precarización laboral, porque el trabajo que se hace es a costa de una extrema precarización de las trabajadoras. Eso es una contradicción y una paradoja.

- ET: Entendiendo que los femicidios, transfemicidios y travesticidios son casos donde la violencia llega al límite y existen otras modalidades de violencias, como la económica, laboral, institucional, etc. ¿Pueden identificar si algún tipo de violencia ha intensificado en los últimos meses? ¿Qué recursos tienen ustedes para hacer frente a estas situaciones como trabajadoras?

- BV: Lo que se constata es que aproximadamente el 80% de quienes consultan lo hacen por situaciones ocurridas en el seno de la familia. Después está el equipo de atención a mujeres en situación de violencia familiar de género y también ocurre que la mayoría de los casos se dan dentro de la pareja. Pero también hay otras que no quieren decir que tengan menos consecuencias como la violencia psicológica, la económica, física también muy grave en sus formas, muy graves.

También hay un vacío de enfoque integral por parte del Ministerio y la Justicia en relación a la atención de personas mayores, tiene su especificidad porque es una edad de vulnerabilidad muy particular. Además, si bien se atiende a las diversidades o disidencias, hay un hueco en relación a eso.

Hay una cuestión en relación a la vulnerabilidad. En la guardia que atiende situación de emergencia las 24 horas todos los días, a veces atendemos cuando lleva la notificación del botón antipánico o también la demanda espontánea del Polo. Muchas veces hay que estar atrás de lo que parece un desecho que ha sido segregado de todos los lugares donde podía recibir atención. Viene una persona con padecimiento subjetivo grave y resulta que en el Hospital Neuropsiquiátrico les pasa lo mismo que a nosotros, hay poco personal y están en condiciones de precariedad. También hay situaciones de adicciones, personas en situación de calle.

“A veces la situación de violencia es lo menos grave por decirlo de alguna manera, con sujetos que anda bollando por las instituciones sin recibir garantía de sus derechos básicamente”.

- ET: ¿Cómo continúa su situación como trabajadoras del Polo de la Mujer en cuanto a contrataciones, salarios, cantidad de personal y distribución de tareas, frente a este contexto?

- BV: Ninguna de nosotras puede decir ‘yo estoy trabajando y todos mis derechos están reconocidos’, porque por lo menos nuestros salarios son desproporcionados en relación a la tarea que realizamos. No tenemos reconocido el régimen especial por las tareas de riesgo psicosocial, que habilita otros derechos como la jubilación anticipada, mejora las condiciones salariales.

“Estamos expuestas al burnout y otros efectos en relación a nuestra integridad psicofísica porque escuchamos relatos de dolor todos los días”.

En relación a las condiciones de contratación, hay una mínima proporción de trabajadoras y trabajadores en planta permanente y hay áreas completas que se mantienen con monotributistas. Hace 10 años estamos y todavía no accedemos a la planta permanente y eso nos limita a en relación pelear por otros derechos, porque cuando uno tiene miedo de perder su fuente de trabajo, es muy difícil que se autorice a reclamar.

“Pero más allá de la cara negativa de la situación, las mujeres tienen que recurrir al Ministerio, es el lugar donde tienen que ir y las trabajadoras estamos ahí esperándolas para acompañarlas, hay un compromiso ético, político y profesional. El programa es un programa modelo, está bien pensado, es un intento de solución integral, no hay en otras provincias algo así, se trabaja y se hace un montón”.

Si sos víctima de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda, comunicate a la línea nacional y gratuita 144, que funciona todos los días del año, las 24 horas. También podés dirigirte al Polo Integral de la Mujer (teléfono 0800 888 9898, Entre Ríos 680, Córdoba Capital).

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram