Disputar Malvinas: una causa latinoamericana y popular

Malvinas es un campo minado de sentido. Los 40 años de la guerra revitalizan la polisemia de un conflicto plagado de tristes realidades argentinas -y aún- latinoamericanas. El entreguismo oligarca, la cobardía y oportunismo de los militares represores, el valor y la determinación de ser libres y soberanos. Disputar el sentido de Malvinas, es quizás ir desmontando el discurso del "héroe".

Por Santiago Torrado |

🕒 4 minutos de lectura

Las islas Malvinas fueron entregadas a la corona británica en 1833 por el coronel José María Pinedo, tatarabuelo del ex Presidente de la Cámara de Senadores durante el macrismo, Federico Pinedo. En 1982 el represor y genocida Alfredo Astiz se rindió ante los ingleses sin combatir. La historia de Malvinas es una esbozo del entreguismo de la oligarquía argentina y una muestra de la cobardía de la oficialidad de las fuerzas armadas.

En los años posteriores al regreso de los combatientes y al derrumbe de la dictadura militar , las narrativas sobre la guerra, abonada por medios de comunicación y con la amenaza carapintada sobrevolando la democracia, construyeron el imaginario del "héroe". Un sujeto idealizado, despojado de verdad histórica. Un mártir de la Patria sobre cuyo honor sucio los comandantes de la Dictadura buscaron esconder el tendal de muertos que sembraron durante 7 años.

Videla, Galtieri y Viola

Alejarse de la narrativa del héroe, no es rechazar el reclamo legítimo de soberanía territorial ni desconocer el sacrificio y el valor de los colimbas que se jugaron el pellejo ante un ejército profesional, mejor armado, entrenado y dirigido, y que murieron en el Manuel Belgrano o en Monte Longdon, por citar algunos.

Desmontar el andamiaje discursivo de la heroicidad nos permite entender mejor qué pasó, -esto es- qué nos pasó como pueblo para abrazar sin fisuras la causa de Malvinas en medio de la más sangrienta de las dictaduras. Construir consensos en el terreno de la verdad histórica nos permitirá seguir reivindicando la soberanía argentina sobre las islas sin renunciar a la denuncia contra la dictadura y sus crímenes.

Las otras Malvinas

Desde hace más de una década el Centro de Ex Combatientes de Malvinas (CECIM) impulsa varias querellas contra un centenar oficiales de las FFAA. Algunos de esos héroes veteranos de la Guerra torturaron a soldados conscriptos durante su estadía en el frente. La macabra mecánica de la picana y el estaqueo llevaron hasta ahora a 7 oficiales a declaración indagatoria frente a la jueza Federal Mariel Borruto, en la causa Nº 1777/07 que tramita la justicia federal de Rio Grande desde 2007, tras la denuncia presentada por un grupo de exconscriptos correntinos.

Durante más de 30 años las mujeres veteranas de la guerra fueron excluidas de la historia oficial. El relato oficial del héroe es el de un varón, blanco y argentino. Un sentido común tan instalado que omitió por décadas a las decenas de mujeres que se reivindican veteranas de guerra. En el libro "Ellas" las vicecomodoro Mónica Rodríguez y Mónica Rosas; las suboficiales Gladys Maluendez, Mirta Rodríguez, Sonia Escudero y Helda Soloaga dan testimonio de su exclusión y de su lucha por ser reconocidas.

Otros desterrados de los desfiles y las medallas son los Pueblos Originarios que se alistaron para combatir en Malvinas. Así lo reivindica el colectivo de Veteranos Mapuche de Malvinas. Mientras no se reconozca la participación Mapuche y de los demás Pueblos Indígenas en la Guerra de Malvinas, la disputa entre Argentina e Inglaterra por las islas seguirá siendo el conflicto entre un país sudamericano, blanco, discriminador y represor de indígenas contra una potencia europea imperialista.

Simón Antieko joven mapuche muerto en combate en Malvinas

Para recuperar las Malvinas y construir una patria justa, libre, soberana, integradora, feminista, democrática y plurinacional debemos construir una Memoria que fortalezca la democracia.

También te puede interesar:

Santiago Torrado

Periodista y fotógrafo. Edito, escribo y leo. No siempre en ese orden.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram