Piden juzgar el genocidio indígena en la Patagonia tras el juicio de Napalí

La referenta mapuche-tehuelche Ivana Huenelaf impulsa una denuncia para que se reconozca la llamada "Conquista del Desierto" como "crimen de lesa humanidad cometido por el Estado Nacional en el marco de un proceso de genocidio contra los pueblos originarios", la misma carátula que sentó precedente histórico tras el juicio por la Masacre de Napalpí.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 2 minutos de lectura
Ivana Huenelaf. Foto: Archivo Enfant Terrible

Ivana Huenelaf es una mujer mapuche-tehuelche que viene impulsando la defensa y recuperación del territorio ancestral Leleque en la Provincia de Chubut, contra la avanzada empresarial del italiano Carlos Benetton, quien ya se apropió de 900mil hectáreas del sur argentino. En 2017, durante el Gobierno de Mauricio Macri y en pleno contexto represivo para los pueblos indígenas patagónicos, Ivana fue detenida por la policía, torturada y posteriormente judicializada por el Poder Judicial de Chubut. Con todo, se ha convertido en referencia de la lucha indígena mapuche-tehuelche en Argentina y América Latina.

Ahora, Huenelaf es protagonista de un nuevo proceso: exige que se declare "genocidio" a la Conquista del Desierto (1878-1890) llevado a cabo por el general y luego presidente Julio Argentino Roca, en el marco del Proceso de Organización Nacional de Avellaneda y la confección de un ejército interno para expandir hacia el sur las fronteras del emergente Estado-nación argentino, con apoyo y financiamiento de entes empresariales locales como la Sociedad Rural Argentina.

Según informes del Ejército en aquel entonces, luego de la Conquista, un total de 14.000 indígenas resultaron muertos o tomados prisioneros, entre ellos, 10.539 mujeres y niños.

Para iniciar este reclamo, el abogado defensor Fernando Cabaleiro, de la ONG Naturaleza de Derechos, inició una denuncia en los Tribunales Federales de Retiro en Buenos Aires, el pasado 16 de agosto: “Para que se inicie un Juicio por la Verdad a los fines que se investigue la comisión de hechos atroces que encuadran dentro de la figura de genocidio: torturas, fusilamientos, desapariciones forzadas y abandono de personas, apremios ilegales, traslados forzosos, disposición y reducción a servidumbre de personas y sustracción de menores”, explica el comunicado donde se anuncia la denuncia.

Esta nueva iniciativa en términos legales (ya que el reclamo por la soberanía sobre la Puel Mapu es ancestral) tiene un antecedente clave en la historia de los pueblos indígenas argentinos como es el reciente Juicio de la Masacre de Napalpí, que reconoció ese hecho como "un crimen de lesa humanidad cometido por el Estado Nacional en el marco de un proceso de genocidio contra los pueblos originarios", en particular contra los Pueblos Qom y Moqoit.

“Sería una reparación ancestral, histórica y que nos daría la posibilidad de desarrollar nuestros territorios con mayor liviandad porque es difícil caminar los territorios donde sabemos que hubo campos de concentraciones. Nos daría la posibilidad de cambiar la historia en las escuelas, fortalecernos y saber que reconocen que fue un genocidio”, expresó Huenelaf en diálogo con Radio Nacional Esquel.

Para profundizar sobre el "Genocidio del Desierto" recomendamos el documental 'Awka Liwen' (Rebelde Amanecer) del historiador y periodista Osvaldo Bayer:

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram