TAMSE gana más terreno en el sistema de transporte

Desde el domingo, las líneas 600, 601, 53, 54 y el Aerobús de Córdoba pasarán a manos de la empresa estatal TAMSE. Con esto, desde la asunción de Llaryora, ERSA perdería un 40% del control del sistema de transporte de la capital. El precio del bondi sigue por las nubes y las condiciones de trabajadores y usuarios de transporte público siguen pendientes de atención.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura

A partir del 18 de diciembre la empresa TAMSE (Transporte Automotor Municipal Sociedad del Estado) absorberá cuatro nuevas líneas de transporte del grupo ERSA (Empresa Romero Sociedad Anónima), según lo dispuso el intendente Martín Llaryora y también lo notificó el secretario de Transporte de la Municipalidad de Córdoba, Marcelo Rodio.

Se trata de las líneas 600, 601, 53, 54 y el Aerobús, sistema de transporte que funciona trasladando pasajeros desde el Aeropuerto de Córdoba hacia la Nueva Terminal de Ómnibus y viceversa. Estos trayectos serán cubiertos con unidades de estreno que cuentan con aire acondicionado, cámaras de seguridad, botón antipánico, rampas para personas con discapacidad, WiFi gratis y puertos USB.

A través de sus redes sociales, el intendente dijo que “la decisión permitirá optimizar el servicio ya que estos recorridos generaban reclamos reiterados y problemas en las frecuencias”.

De este manera, la estructura del sistema de transporte de la ciudad se fraccionaría en tres partes casi iguales, con TAMSE controlando el 32%, ERSA el 33% y Coniferal el 35%.

Estas cifras demuestran una pérdida significativa para ERSA, que al inicio de la actual gestión municipal controlaba el 75% de las líneas, que le fueron adjudicadas durante la gestión del ex intendente Ramón Javier Mestre, mientras que la empresa estatal sólo controlaba el 3%.

En junio de este año un trabajador de ERSA adelantó a este medio que la empresa del grupo correntino tenía “fecha de vencimiento”, debido a la decisión del oficialismo capitalino de avanzar sobre la misma, ya que el servicio prestado era deficitario, acumulando una serie multas y remoción de vehículos de la vía pública.

Un bondi con destino elecciones 2023

La disputa por modelo de transporte en Córdoba se despliega desde la confrontación política entre el radicalismo/PRO y el cordobesismo post delasotista. Los vínculos del mestrismo con Ramón Mario Romero fundador del ERSA y también testaferro del anterior intendente sellaron la preferencia por los bondis rojinegros a la hora del otorgamiento de licitaciones de transporte. Llaryora por su parte, en modo candidato a gobernador del oficialismo provincial, busca enterrar ese modelo de gestión y pretende robustecer la estatal TAMSE.

Por otro lado, hacia afuera de la disputa y atendiendo las demandas de los usuarios del servicio, no puede decirse que se hayan saldado las inconformidades debido a las suba de precios que mantienen a Córdoba con el boleto más caro del país ($85 y nocturnos de $97,75 y $112,41).

Además, cabe recordar que este año Llaryora se sentó a negociar con UTA y la FETAP (Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros) para destrabar un conflicto salarial que tocaba el bolsillo de las empresas, que a su vez reclamaban mayores subsidios del Estado. En esta distribución, siempre desigual, los beneficios por el control del transporte se mantienen del lado de las cámaras empresariales, no así en el bolsillo de usuarios ni las condiciones de trabajo del personal.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram