La tragedia de circunvalación y las deudas de la justicia

Comenzó el juicio por el atropello de Sol Vignolo, Fernanda Guardia y Agustín Burgos en Av. Circunvalación sucedido hace exactamente un año atrás y que se saldó con la muerte de dos de las víctimas. Con el testimonio del acusado y de la única sobreviviente, se espera que el resultado siente jurisprudencia en un terreno donde, con frecuencia habita la falta de justicia

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura

En la Cámara 9 de Tribunales Federales II, comenzó ayer el juicio por la Tragedia de Circunvalación sucedido exactamente un año atrás. Durante estos 12 meses los familiares de Sol Vignolo, Agustín Burgos y Fernanda Guardia recorrieron las calles de Córdoba, impulsaron actos, marchas conferencias de prensa exigiendo que justicia por el choque que se llevó al vida de dos de las tres víctimas y dejó en una complicada situación de salud a la única sobreviviente: Fer Guardia, quien se hizo presente en Tribunales para dar su testimonio.

Según señala La Nueva Mañana, la joven brindó frente a los jueces Cornejo, Rodríguez y Bertone un duro testimonio:

“De repente todo fue un remolino, una fuerza, un viento. Algo estridente, todo giró. Yo sentí que tenía los ojos abiertos pero no veía. Podría fraccionar esa vuelta. Veo cuando el auto toca, veo a Agus tirado a varios metros, ya muerto. Fue darme cuenta de lo que había pasado. Algo nos había pasado por encima”

Asimismo detalló la dolorosa situación de salud en que quedó tras el accidente, y la larga recuperación que deberá encarar, posiblemente durante años.

"Tengo una infección en la pierna. Me falta una operación, tomo antibióticos hace un año, vía oral y por pinchazo. Todo es dinero, gasto, la infección me supura donde me sacaron los tornillos. Me cuesta todo, no me puedo cocinar, no me puedo bañar. Entre hueso y hueso tengo un espacio, faltan pedazos de hueso. No me puedo concentrar, no puedo trabajar. No sé cuándo voy a poder caminar (...) o jugar al fútbol. El tiempo que tengo de vida tengo que dedicarlo a mi recuperación”. 

Por su parte, el acusado Alan Amoedo de 28 años pidió la palabra para "pedir disculpas" y aseguró que "preferiría que me hubiera pasado a mí. Si me tengo que arrodillar, lo hago”. La fase de pruebas del juicio demostró que Amoedo conducía ebrio (con 2,07 g/l de sangre, una tasa cuatro veces superior a la considerada incapacitante para conducir) y tras consumir cocaína, grabarlo con su celular y subirlo a redes sociales.

El fiscal Tomás Casas, caratuló la causa como homicidio culposo, lo cual permitiría que Amoedo no cumpla una condena de prisión entre otras ventajas procesales. El padre de Agustín Burgos y Sol Vignolo declararon tras la primera audiencia que: "Esto no es para nada un accidente. Existen antecedentes en este país y tenemos expectativa de que este caso cambie la jurisprudencia" y adelantaron que exigirán que la causa sea caratulada como homicidio con dolo eventual, que contempla una pena superior.

En paralelo, otro caso similar recorre los tribunales de Ciudad de Buenos Aires. El pasado domingo por la noche un vehículo 4x4 BMW conducido por el empresario Roberto Petruccelli circulaba a 150 km/h por Avenida del Libertador y provocó un choque múltiple que terminó con la muerte de un joven de 20 años y una adolescente de 15, y 9 heridos.

Según las pericias, el conductor sobrepasaba ampliamente la tasa de alcohol en sangre permitida. Por su parte la Fiscalía de Flagrancia Norte N°7 de la Comuna 13 porteña imputó a Petruccelli por homicidio con dolo eventual, lesiones leves y lesiones graves.

La figura del dolo eventual en casos de accidentes automovilísticos implica que los conductores que consumen sustancias y después manejan un vehículo, son eventualmente conscientes de la posibilidad de que su conducción resulte en un delito. Esta consciencia de la acción es opuesta a la figura de la culpa o el "homicidio culposo" que implica que el acusado no era consciente de las consecuencias de su acción.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram