El San Roque: nuestro reflejo de la crisis hídrica

Desde agosto el Lago San Roque atraviesa una bajante histórica. Otro triste problema ambiental en el contaminado lago del que depende el 70% de la población de la Ciudad de Córdoba. A su vez, lo que sucede al lago también refleja la cuenca arriba, así como lo que seguirá más abajo, hacia el Parque Nacional Ansenuza. ¿Qué solución le otorgará el Acueducto Bi-Provincial Paraná-Paraguay a esta crisis hídrica del cual el Lago nos advierte?¿Cómo nos va con el agua en manos de una empresa privada? Sobre estos temas hablamos con el médico sanitarista Emilio Iosa

Por Lautaro Palacios |

🕒 8 minutos de lectura
Imágenes del Río San Antonio con desembocadura al Lago San Roque. Foto: Carlos Paz Vivo.

Desde hace varios años, distintas localidades de Punilla atraviesan una emergencia hídrica. La semana pasada la Municipalidad de Carlos Paz declaró la Alerta Naranja por faltante de agua potable en la localidad, instando a la ciudadanía a hacer uso racionado del servicio y emitiendo una serie de recomendaciones. A los pocos días se sumaron los municipios de Mayú Sumaj, Icho Cruz y San Antonio de Arredondo decretando la emergencia.

La crisis hídrica en esta región que se repite hace varios años, tiene que ver con la época del año, así como la zona geográfica mediterránea y semiárida en que se encuentra Córdoba. Sin embargo, el fenómeno se agrava cada año. En febrero de 2021, la misma municipalidad de Carlos Paz se encontraba en Alerta Roja y distintas localidades de Punilla en Alerta Amarilla.

Ahora, el fenómeno se prolonga cada vez más en las distintas estaciones del año, más allá de las épocas donde se cuenta con menores precipitaciones.

Un reflejo de esta crisis hídrica es la bajante del Lago San Roque, que además está afectado por vertederos de desechos urbanos sin tratamiento -relacionado al avance inmobiliario sin planificación- que tiene como consecuencia la proliferación de algas cianobacteriosas altamente tóxicas para la salud, o la primera detección en 2021 del genoma del Covid-19 en aguas recreativas en Argentina.

Desde el pasado mes de agosto, el San Roque es tapa en varios medios de Córdoba a raíz de una nueva bajante histórica, con el nivel más bajo del lago de los últimos 10 años para esta época, según precisó un informe de Carlos Paz Vivo. En este sentido, el pasado miércoles 7 de septiembre, la altura del lago se registró en 31,62 metros, es decir 3,68 metros por debajo del embudo, sumado a que perdió aproximadamente el 15% de su capacidad de almacenamiento desde la construcción del dique.

La situación de la bajante histórica es preocupante, ya que este pozo de agua hidrata a más del 70% de la población en la Ciudad de Córdoba. Además, es importante tener en cuenta que el lago se alimenta de cuatro ríos, San Antonio, Los Chorrillos, Tanti y Cosquín, es decir que refleja qué pasa cuenca arriba.

“El Gobierno abandonó el principal tanque de agua”

Quien viene investigando la calidad del Lago San Roque es el médico sanitarista Emilio Iosa, quien comenzó a trabajar la temática hídrica en el norte argentino, junto a comunidades indígenas wichis atravesadas por la problemática del agua, ya sea por su escasez como por su calidad.

Oriundo de Villa Carlos Paz, en 2017 fue nombrado en la Secretaría de Salud Pública, como también símbolo del reconocimiento de Iosa en la salud pública y los derechos humanos, motivo por el cual hasta fue reconocido como «cordobés del año». Sin embargo, a los dos meses de asumir, en Punilla comenzó la audiencia pública por el Puente José Manuel de la Sota y la Autovía de Montaña y Iosa, al posicionarse en contra de estas obras, fue apartado del cargo. Finalmente, gracias a la presión social pudo conservar su puesto y continuar trabajando durante 1 año y 8 meses más, pudiendo visibilizar la problemática de cianobacterias en el agua.

“Pero no logré que Carlos Paz acepte que tanto los balnearios como el Lago San Roque tienen niveles de contaminación fecal por encima de lo permitido por la OMS y las normativas sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación, para uso seguro de aguas recreativas”, se lamentó Iosa en diálogo con Enfant Terrible, quien luego recordó que renunció a la Secretaría por el apoyo del Municipio de Carlos Paz a la autovía.

En febrero de este año, el 62% del embalse del San Roque estuvo cubierto por cianobacterias, un total de 900 hectáreas.
Fotos: Agencia Espacial Europea (ESA). Fuente: Informe Mensual de Monitoreo Embalse San Roque. Link aquí.

El seguimiento que realiza el médico es abarcativo y además refleja una labor de la cual debería encargarse de abordar el Estado, al tratarse de un tema de salud pública. Por ejemplo, en el embudo del Dique se produce “un evento hídrico muy famoso, donde la gente viene a sacarse fotos porque se levanta un spray enorme y un gran arcoíris por las gotas aereosolizadas” relata Iosa, pero en realidad “en un estudio pude comprobar que eso es tóxico, debido a la detección de cianobacterias y cianotoxinas, las gotitas poseen toxinas de microcystina, probadamente cancerígenas” explica.

Pero entonces, ¿Cuál es la relación entre esta serie de efectos contaminantes y nocivos para la salud con la crisis hídrica? De nuevo la respuesta es política. Iosa considera que “el Gobierno de Córdoba ha abandonado absolutamente el principal tanque de agua que es el lago San Roque”.

“Los gobiernos provinciales y municipales nunca se pronunciaron por preservar las cuencas que forman el Suquía y el Xanaes -en referencia al río que deriva del Dique Los Molinos- que van a parar al Parque Nacional Ansenuza contaminándolo terriblemente”.

Es decir, no se preocupan por lo que sucede cuenca arriba, donde ocurren los incendios, deforestación y emprendimientos inmobiliarios sin regulación para impactar lo menos posible en el ambiente. Sumado al sobre pastoreo y feeds lots, hacen que las fuentes del tanque de agua se estén deteriorando, produciendo terribles sequías en tiempos donde no llueve, porque no hay bosques para absorber y liberar de a poco el agua. Así como terribles inundaciones cuando llueve, que traen y transportan todo el material de suelo que se pierde durante los incendios y terminan aportando fósforo y nitrógeno a un lago que ya está hipereutroficado, según el Instituto Nacional del Agua, osea que tiene un desequilibrio hidrológico que no puede por sí mismo soportar semejante carga orgánica e inorgánica.

“La deforestación produce grandes sequías y gran inundación al momento en que llueve”.
Imágenes del Río San Antonio con desembocadura al Lago San Roque. Foto: Andrés Ferreyra

El agua en manos privadas

El combo sequía-contaminación del agua es un fenómeno que ya está presente en Córdoba y debe ser abordado con prevención y por ende información al menos sobre lo que se consume -o no se debería consumir- y sus consecuencias. Pero aquí también encontramos flaqueza política por parte del Gobierno de Córdoba y también de la empresa privada Aguas Cordobesas, que pertenece al Grupo Roggio S.A., vinculado al schiarettismo.

En un informe del 2021 la empresa Aguas Cordobesas aceptó que «debido al desmejoramiento en la calidad de agua en las tomas de la Calera, ocasionado por un incremento significativo de algas, Planta Suquía ha disminuido su funcionamiento y hemos procedido a suspender la entrega a los distintos sistemas de redes abastecidas desde esa planta». Esta situación afectó al menos a 200 barrios de la ciudad de Córdoba.

Lo que el médico sanitarista criticó en relación a este suceso y al manejo de la empresa y el Gobierno, es que no hay una real concientización de cara a la sociedad sobre la problemática de la contaminación, mientras que la gente se ve afectada por no contar con servicio regular. “No les quedó otra que admitir lo de las algas, pero por supuesto no se enteró nadie que era por ese motivo que no había servicio”, apuntó.

Aunque, según continuó explicando Iosa, “hace poco encontramos microcystinas 17 veces más de lo permitido en las aguas de Córdoba y el Gobierno y la empresa salieron a desmentir”. Es decir, que existen distintos niveles de encubrimiento en torno a la problemática del agua, por lo que puntualizó en la necesidad de “empezar a debatir el rol de las empresas que informan y por qué están tan condicionadas a la hora de informar cuestiones básicas, que además son situaciones relacionados a intereses humanos económicos”.

El agua de Córdoba se está deteriorando hasta un punto que va a dejar de ser bebible. Como te digo, la empresa Aguas Cordobesas ya aceptó que hubo situaciones en las que no pudo potabilizar el agua, por lo tanto, si esto se deteriora, la gente va a comenzar a ingerir cianotoxinas que producen cánceres, son neurotóxicas, hepatotóxicas. Están ampliamente documentadas las consecuencias de las microcystinas.

Cabe destacar, que debido la situación de contaminación del lago tanto el Gobierno de Córdoba como la empresa han sido denunciadas penalmente por la legisladora del MST - Frente de Izquierda Luciana Echeverría, por la inaplicación de la Ley de Saneamiento del Lago San Roque (9.366, 2007).

Acueductos y falsas soluciones

El tema de las bajantes es algo que preocupa incluso a nivel regional en América Latina. Uno de los ríos más importantes del subcontinente, el Río Paraná, también se ve cada vez más afectado por la falta de agua, producto de la deforestación, los incendios, los agrotóxicos, el mercado inmobiliario y la minería, osea, la actividad humana. En este sentido, pareciera ser indiferente si una región es semiárida o tropical húmeda, sobre todo cuando se trata de expandir el capital.

Hablando de expandir el capital y continuando con las crisis hídricas, hasta el día de hoy el Gobierno de Córdoba no ha desistido con la creación del Acueducto Bi-Provincial Paraná-Paraguay, un mega proyecto de 440millones de dólares financiado con créditos de fondos de Kuwait, que consiste en traer agua del Río Paraná, que justamente está cada vez más seco. Pero la irracionalidad política y ambiental no termina ahí.

El gran problema que tiene esta mega obra es que básicamente es inviable en términos ecológicos, geológicos y técnicos, según destacó el investigador de las cuencas hídricas de la provincia Exequiel Di Tofino en diálogo con Radio Nacional Córdoba, ya que “el stress hídrico del Paraná es irreversible y esto significa quitarle más agua” y además, destacó que para traerla cuesta arriba se necesitará un “requerimiento energético para bombear. La alteración del ecosistema será brutal”.

Por su parte, Iosa criticó el Estudio de Impacto Ambiental de la obra proveído por la Secretaría de Ambiente de Córdoba: “Supuestamente dice que va a aportar el 12% de agua extra a Córdoba, pero es muy preocupante es que no dice nada sobre que este bypass (de una cuenca amazónica a una cuenca endorreica) va a terminar en la Laguna de Ansenuza, una laguna que no tiene salida al mar, que evapora su agua y por eso se saliniza. No dice cual va a ser el impacto en esta laguna al sumarle un 'río' más desde una cuenca amazónica”, concluyó el médico.

Fuentes consultadas:
El nivel del San Roque está por encima del promedio histórico, sin embargo cada año acumula menos agu
a.

También te puede interesar:

Lautaro Palacios

Estudiante del Profesorado en Psicología y transita el tramo final de la Licenciatura en Psicología - Universidad Nacional de Córdoba.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram