Francia entre el neoliberalismo y la extrema derecha

Las elecciones en Francia tendrán una segunda vuelta el próximo 24 de abril, donde se enfrentarán el liberal conservador Emmanuel Macron que busca su reelección y la candidata de extrema derecha Marine Le Pen que intentará por tercera vez acceder al Elíseo. El desbarranco histórico de los conservadores gaullistas y del PS francés contrasta con el crecimiento de la Francia Insumisa que conduce Jean Luces-Melenchon desde la izquierda anticapitalista. Quedan dos semanas para definir el futuro político de uno de los socios claves de la UE, en medio de la crisis por la guerra, la recesión postcovid y los desafíos ambientales

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura

Las elecciones en Francia no arrojaron un ganador claro y habrá una segunda vuelta el próximo 24 de abril. Aunque el liberal conservador Emmanuel Macron parte con ventaja, esto no se debe a su imagen positiva en general, sino a que su contendiente en el balotaje será la ultra nacionalista Marine Le Pen, que capitanea las expresiones anti UE por derecha.

La lista de Macron, En Marche! cosechó el 27,6% de los votos, mientras que el Frente Nacional de Le Pen logró el segundo puesto con un 23,2%, seguida muy de cerca por el anticapitalista Jean-Luc Melènchon que conquistó un histórico 22,3% de los votos para la izquierda. Aunque la lista de la France Insumise conducida por Melènchon quedó fuera del balotaje, la dirección de esos votos definirá en gran medida quién será el nuevo presidente de Francia.

Una experiencia trunca fue la de Éric Zemmour, que aspiraba a arrebatarle el caudillaje de la conducción ultranacionalista a Le Pen corriendo a la histórica ultra por derecha pero se quedó con un pírrico 7%. El ecologismo militante saltó a la arena política representado por Yannick Jadot que cosechó un interesante 4% teniendo en cuenta la falta de aparato e infraestructura del espacio.

El desbarranco del centro tradicional

La paradoja de que sea la izquierda anticapitalista la que deba definir en gran medida al próximo presidente francés se explica solamente por el desbarranco histórico de las dos expresiones políticas más tradicionales de la política francesa: los conservadores y la socialdemocracia.

La tendencia a la polarización política tomó impulso tras el inicio de las hostilidades entre Rusia y Ucrania (una guerra en territorio europeo agita fantasmas de rearme y ruido de sables), combinado con el descontento general por la recesión económica y la tendencia inflacionaria de la UE.

Los resultados obtenidos por los conservadores gaullistas (de poca representación parlamentaria, pero engranaje clave de los principales pactos y gobiernos de todo el siglo XX) fueron peor que malos: la lista de Los Republicanos, encabezada por Valèrie Pacresse obtuvo un 4% de los votos. Peor todavía fue el resultado del histórico Partido Socialista Francés (un espacio mas que centenario, que no solo conduce la alcaldía de París sino que cuenta con miles de militantes) su candidata Anne Hidalgo apenas arañó un 1,7% de los sufragios.

Macron o Le Pen: Susto o Miedo

El resultado del balotaje del próximo 24 de abril abre una nueva etapa no solamente para Francia sino para toda la Unión Europea. Dado que Francia junto con Alemania es una de los pilares claves de la Unión, el crecimiento de espacios políticos descontentos o abiertamente opuestos a la alianza debería despertar alarmas en los espacios demócratas y se espera que la participación aumente en la segunda vuelta. En la primera votó el 74% del padrón habilitado, un 3% menos que en las elecciones pasadas.

Por otro lado, el margen estrecho que mantiene a Emmanuel Macron con ventaja sobre su rival no es un órdago que le garantice la continuidad como presidente. El espacio del actual mandatario, autodefinido como "progresista" genérico y opuesto a "la dicotomía izquierda-derecha" según su propia definición, enfrenta grandes críticas debido a la mala gestión de la pandemia, la recesión económica y la tasa inflacionaria de la UE que registra números elevados por primera vez en décadas.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram