Detenidos y expulsados de Marruecos por solidarizarse con el Sáhara Occidental

Enfant Terrible dialogó con Oriol Puig, presidente de la Mesa de Coordinación Sáhara - Catalunya, quien fue detenido la madrugada del pasado 7 de abril junto al fotógrafo David Melero en la ciudad de Tarfaya, en el límite entre Marruecos y el territorio del Sáhara Occidental. Tras permanecer varias horas incomunicados, fueron expulsados del país con una lapidaria frase de despedida: “No vuelvan nunca más. Sepan que el desierto es muy grande y no los encontrarán nunca"

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura

Oriol Puig es presidente de la Mesa de Coordinación Sáhara - Catalunya. La madrugada del pasado 7 de abril fue detenido junto al fotógrafo David Melero en la ciudad de Tarfaya, en el límite entre Marruecos y el territorio del Sáhara Occidental. Tras permanecer varias horas incomunicados, fueron expulsados del país con una lapidaria frase de despedida: “No vuelvan nunca más. Sepan que el desierto es muy grande y no los encontrarán nunca”. Ya en su casa de Barcelona, Oriol atiende el teléfono y cuenta.

"El objetivo era visitar a la activista Sultana Khaya en la ciudad de Bojador, ubicada en el Sáhara ocupado. Sultana lleva tres años en prisión domiciliaria sin causa. Ha sido torturada y abusada sexualmente por paramilitares marroquíes por exigir el reconocimiento de la independencia y soberanía saharaui"

No era la primera vez que Oriol visitaba el territorio. Tres años atrás una comisión del Parlament de Catalunya accedió a la zona ocupada para constatar el amplio dispositivo de violencias que despliega Marruecos sobre el Sáhara. La idea de entrevistar y acompañar a Sultana fue planificado durante meses en el más estricto secreto, debido a la fuerte represión desplegada contra activistas, periodistas y militantes pro-saharauis por parte del régimen de Mohamed VI. 

"Al poco de llegar a Bojador nos interceptaron en un bar dos agentes de la Gendarmería. Se llevaron nuestros pasaportes y regresaron dos horas después escoltados por una veintena de hombres, todos de civil, que nos metieron en un taxi a golpes"

Tras la detención, el silencio. En un taxi escoltado por vehículos sin matrícula que pasaban puestos de control de la policía sin necesidad de detenerse o identificarse, iban Oriol y David. Casi al mismo tiempo que los dos catalanes iban rumbo a la ciudad de Agadir a toda velocidad acusados de ser “terroristas del Polisario”, el presidente español Pedro Sánchez ultimaba los preparativos de su visita oficial al rey marroquí Mohamed VI en Rabat. Toda una declaración de intenciones.

Cambio de Postura

Fue a finales de marzo cuando el Partido Socialista, que integra la coalición del gobierno español, anunció un cambio radical de postura con respecto al "conflicto" Sáhara-Marruecos. El viraje diplomático abona la "autonomía" de Rabat para decidir la mejor forma de "resolver el conflicto" desconociendo que no se trata de un mero desacuerdo sino de una ocupación militar en un territorio que hasta 1975 fue colonia española.

Este cambio de postura se aceleró tras la crisis migratoria desatada en mayo de 2021 tras el cruce de 10.000 migrantes desde territorio marroquí a las ciudades españolas situadas en el norte de África, Ceuta y Melilla. Para evitar nuevas oleadas migratorias, fomentadas por debajo de la mesa por la monarquía de Mohamed VI, el gobierno de Pedro Sánchez habría aceptado abandonar el respaldo a la demanda saharaui de un referéndum de autodeterminación, a pesar de que dicho plebiscito fue ratificado por la ONU en varias ocasiones. Nunca llegó a celebrarse.

Tras hacer público el viraje diplomático de los socialistas, sobrevino el repudio de todo el arco político opositor e incluso de sus socios minoritarios dentro del gobierno Unidas Podemos. Por su parte el Frente para la Liberación del Sáhara Occidental (POLISARIO) publicó un comunicado donde denuncia que la nueva postura "da cuatro pasos atrás" en la resolución del conflicto. Sobre este giro Oriol Puig apunta:

"Desde el punto de vista del derecho internacional, el Sáhara es un territorio en proceso de descolonización. La postura del PSOE evade la responsabilidad del estado de promover un referéndum que garantice la autonomía saharaui y directamente le entrega el territorio en bandeja a un gobierno dictatorial, mafioso y que viola los derechos humanos"

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram