Paco Jamandreu: el maricón que vistió a Evita

Diseñador y modisto, Franciso Vicente Jamandreu- más conocido como Paco-, fue una figura estridente de la historia argentina. Uno de los primeros personajes públicos en ser abiertamente homosexual. Vestuarista y amigo de Eva Perón. Triunfó en el mundo del espectáculo rápidamente, trabajó con vedettes y actrices argentinas desde muy joven. Preso en reiteradas ocasiones por salir de levante, por tener sexo con otros hombres. En esta crónica repasamos algo de su vida.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 5 minutos de lectura

Mamaguita es un pequeño lugar ubicado a cercanías del partido Veinticinco de Mayo, en la provincia de Buenos Aires. Ahí es donde nació, el 27 de agosto de 1919, Francisco Vicente Jamandreu—conocido como Paco—, amigo y vestuarista de Eva Perón. Desde temprana edad se destacó por la habilidad para dibujar y se interesó por la moda. Comenzó copiando diseños que veía en las revistas y durante la adolescencia empezó a coser sus propias prendas con retazos de tela que su madre le conseguía, con el objetivo de algún día triunfar en el mundo del espectáculo y vestir a vedettes, actrices y cineastas.

Muy joven, lo concretó.

Paco Jamandreu

Si bien no tuvo una infancia pobre, su familia pasó de contar con una muy buena posición económica a perderlo casi todo. Su madre era maestra y su padre escritor de un diario. La familia materna, originarios de España, era dueña de una aceitera que al morir su abuela, en medio de la guerra civil española, cerró. Ahí el declive.

Jamandreu confesó durante la adolescencia su homosexualidad, y es algo que jamás ocultaría de nuevo, ni siquiera ante quien sería la Primera Dama. Este fue uno de los motivos por los cuales lo excluyeron en la escuela, cargando sobre sus hombros el precio de no ser heterosexual en la Argentina de ese entonces. Al terminar la escuela, agarró sus dibujos y diseños y viajó a la gran cuidad de Buenos Aires, siguiendo su deseo.

Yo creo que mi moral no es dudosa en absoluto: yo siempre dije que era homosexual y eso no tiene nada de inmoral.

Testimonio incluido en la película 'eva, quien quiera oír que oiga' (1984)

Los primeros meses vivió en distintas pensiones céntricas, pero rápidamente su situación cambió: su vínculo con el director de cine Bayón Herrera le permitió acceder a actrices entonces ya conocidas como Zully Moreno, Paulina Singerman y Tilda Thamar, entre otras. Al comenzar a hacerse nombre en el ambiente, muy pronto, consiguió hacer plata y compró un edificio al cual, además de convertir en su vivienda, trasladó a toda su familia.

A sus 23 años, siendo medianamente conocido, recibió el llamado de Eva Perón. “He visto sus dibujos en Mundo Argentino. Me gustan mucho. Ahora voy a precisar ropa para mi trabajo de actriz, ¿me entiende?, en cine y radio. Me tiene que crear un estilo ”, le dijo.

Cuenta la historia que aquel día en que Evita recibió a Paco, el General Perón se encontraba recostado en su habitación comiendo un choripán y tomando vino. En sus memorias, Jamandreu reconoció que Perón lo deslumbró con su simpatía.

¿Así que vos sos el famoso Paco? Pero sos un pibe y haces modas para mujeres. Mira que te elegiste una muy difícil, ¿eh? ¿Que te parece? ¿Qué te parece Eva? Con ella podrás lucirte, ¿no es cierto?

Le dijo Perón.

En La cabeza sobre el suelo, libro que narra sus memorias, Jamandreu comenta la impresión que le dio Evita la primera vez: “Me pareció altísima y muy desteñida. Me impresionó su piel desde el primer día: blanca, transparente, increíble. He conocido muy pocas mujeres con una piel semejante, como de marfil. Era rubia, de pasos largos y muy decididos. Usaba unos pantalones de satén gris plata, un chemisier celeste y zapatos blancos con grandes plataformas de corcho”. “«¡Que cache!», pensé en mis adentros”.

Paco Jamandreu fue una de las primeras figuras públicas en vivir su sexualidad visiblemente. Sobre ese punto, Evita fue una gran confidente, aunque con todas sus contradicciones- de época y de valores-, lo aceptó de todas maneras. “Se divertía conmigo. Me preguntaba dónde iba, si salía de noche”, cuenta. “En qué puteríos andarás vos! -me decía cuando llegaba tardo o cuando me veía cansado a la mañana -¡Vos debés ser una liebre!”, le decía Eva.

Escribe Paco que un buen día ella le dijo “muy suelta de cuerpo”:Te espero a las ocho. Pero a las ocho. A ver si te encontrás con un chongo en el camino y llegás pasado mañana ”.

Cuando Jamandreu salía de levante, varias veces travestido, lo cual no estaba permitido en Argentina. En esa época se organizaban las primeras razzias contra homosexuales, que a partir de 1954 fueron más fuertes. En incontables ocasiones, Evita lo sacó de la cárcel por este motivo. Con el golpe militar de 1955, la violencia contra él se recrudeció: por ser considerado peronista- y cómo no- por puto.

Me metieron en prisión y ya no estaba Evita para sacarme. Yo llevaba un traje gris, muy lindo, que había comprado en París, y una corbata de Christian Dior. La cárcel es un poco hotel, otro poco puticlub. La pasé macanudo. Comí bien. Me invitaban de todas las celdas.

Hice mucho el amor, agrega.

El anti peronismo dificultó mucho su carrera y en 1958 viajó a Brasil huyendo de la situación. A su vuelta, comenzó un repunte al comenzar a trabajar con Adrian Bo y la Coca Sarli. Así, se metió en el mundo del diseño de moda cinematográfico, en los años 60. Asistió el vestuario de La diosa impura; Lujuria tropical; La mujer del zapateroDías calientesÉxtasis tropical y Desnuda en la arena. En 1980 debutó como actor en una película de ellos: Una viuda descocada.

Además de sus trabajos en la industria del cine publicó algunos libros.

Murió en 1995 a causa de un infarto, mientras trabajaba como vestuarista en la producción de la película Amor de otoño. Entonces tenía 75 años.

Paco Jamandreu, también conocido como 'La Paquita' es hoy es reivindicado como símbolo LGTB.

La relación de él con Evita representa cierta alianza contra la agresión que ambos sufrieron por parte de la derecha homofóbica y anti peronista, de aquellos días y de los nuestros. "Ser puto en la Argentina es como ser pobre", incluyó José Pablo Feimann como guionista de la película Eva Perón, dirigida por Juan Carlos Desanzo. La frase es una síntesis de aquello que, de alguna manera, los unió y que luego sirvió como reivindicación: de los putos (, lxs) peronistas y lxs pobres.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram