Visiones sobre Qatar con los pies en el Mundial

En unos días se vivirá uno de los Mundiales de fútbol más controversiales de la historia. Pero, ¿nos sorprende? Como si el fútbol fuera sólo fútbol. A días de uno de los eventos que conecta a millones a lo largo del mundo, “incluso más que internet”. Una charla con Pablo Sigismondi, Milena Urbanski y Hugo Caric. Para no dejar de preguntarse: ¿Cómo comunicamos, cómo nos informamos?

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 11 minutos de lectura
Trabajadores inmigrantes en las obras del Mundial 2022 bajo el sol en Qatar. Imagen: EFE

¿Acaso habrá alguien que por conocer las atrocidades que ejerce el Estado qatarí, se prive de ver el Mundial? Si existe, ese porcentaje de personas en el mundo es ínfimo. A su vez, mucho se habla de la cultura islámica y la ortodoxia de sus tradiciones, de las vulneraciones a los derechos humanos, el machismo y la xenofobia, pero cabría preguntarse: "¿Por casa cómo andamos?".

A su vez, están quienes afirman que el Mundial y el fútbol les importa poco, tal vez ignorando o minimizando el rejunte de situaciones y circunstancias que ponen a discutir a millones de personas al mismo tiempo ¡Una vez cada cuatro años!

En el conversatorio “Fútbol para todes” organizado por el Cispren (en la CTA-A y FATPREN), Pablo Sigismondi, Milena Urbanski y Hugo Caric, plantearon sus visiones acerca de este acontecimiento que está pronto a iniciar, para muchas personas una decepción y para otras, una gran oportunidad para la reflexión y las discusiones.

“El dinero permite la alianza occidental”

El primero en tomar la palabra es Pablo Sigismondi, columnista en Nada del Otro Mundo 102.3 FM, quien desde inicio se ataja diciendo que no es “un conocedor del fútbol, pero en ocasiones me ha salvado cuando estaba de viaje y me iban a llevar preso, vieron en el pasaporte que era argentino y salió la palabra Maradona”.

No ser conocedor del fútbol, no hace que Sigismondi niegue su importancia. “El fútbol es lo más universal que pueda existir, mucho más universal que Internet, en cualquier lugar del mundo con tener un trapo que se pueda redondear ya tenés un fútbol y en las geografías de las más diversas se juega, o al menos se tiene una idea. Probablemente sea la cosa más universal que tenemos como familia humana”.

Pablo Sigismondi. Foto Enfant Terrible

Con todo, Sigismondi se pone crítico con la nueva sede del Mundial: “¿Cómo llegamos a que Qatar llegue a ser sede? Por 'al mazari', el dinero, que le permite la alianza occidental. Qatar es por lejos el país más rico del mundo, es una de las 6 petromonarquías de la península de Arabia, pero donde el respeto a los DDHH prácticamente no existe”.

Una de las cosas que llamó la atención en este Mundial, es la velocidad con que se construyeron los distintos estadios de fútbol en ese pequeño país, aunque luego también se supo que 6.500 trabajadores fallecieron en ese proceso. “No existen los derechos laborales en un país donde la temperatura media en junio, julio y agosto, la máxima supera los 40° y es normal que haya más de 50°”, especificó Sigismondi.

“Si Occidente utilizara la misma vara con la que mide al resto de los países que son hostiles, Qatar no hubiera podido ser sede del Mundial”.

Por otro lado, la mayoría de la población en el país árabe es inmigrante: “El 90% de las personas que viven en Qatar no son ciudadanos, no tiene ningún derecho como qatarí, esa mayoría es la población que inmigra a trabajar” y generalmente esa población proviene de países periféricos más empobrecidos como la India, Pakistán, Bangladesh, Filipinas, Sudán, Kenia.

A su vez, el hecho de ser migrantes ya significa un grado de discriminación, por no poseer los derechos que sí tiene la minoría qatarí: “A estas personas, al llegar, de inmediato el empleador les quita todo tipo de documentación y si osa reclamar una paga que no se da a término, por ejemplo, esa persona es amenazada con ser expulsada”, planteó el comunicador, quien agregó también el condimento religioso, donde el Islam es lo que prevalece en aquella región arábica.

“Estamos hablando de un país, de un Estado, que es la mitad de la superficie de la Provincia de Tucumán. Tiene la tercera reserva de gas que existe y una de las principales reservas de petróleo del mundo. Como exporta energía -a partir de la guerra en Ucrania- en estos 10 meses todo el gas que antes venía de Siberia oriental, ahora viene de Estados Unidos y del Golfo”.

Para hacer más sencilla la comparación, Sigismondi pone de ejemplo al volumen de agua del Lago San Roque cuando está lleno, de 2millones de metros cúbicos, que equivalen 0,2 kilómetros cúbicos. “Comprobadas, Qatar contiene de reservas de gas el equivalente a 250mil veces la cantidad de agua que contiene el Lago San Roque cuando está en su máximo nivel y tiene de reservas recuperables 180mil lagos San Roque”, calcula. “Por esto Occidente mira para otro lado”, agrega, refiriéndose a las violaciones humanas.

“Incluso podríamos hablar del cambio climático y la producción de carbono de Qatar, siendo el primer país del mundo per cápita en producción del CO2, duplicando a EEUU en la emisión de gases de efecto invernadero, con 35 toneladas anuales de CO2 por habitante”.

Por último, Sigismondi agrega que, como respuesta a la violación a los DDHH, en muchos municipios de países como Alemania y Francia, se ha prohibido transmitir el Mundial: “Quizás podríamos a lo mejor concientizar cada vez que transmitimos, poner un zócalo, dar un aviso que diga que Qatar viola los DDHH. El fútbol es utilizado como una herramienta del poder y por eso podríamos aprovechar para decir que Qatar no ha sido elegido como un ejemplo de democracia”.

El fútbol, más sólo que fútbol

Hugo Caric es periodista deportivo en el medio de comunicación Marca Informativa (MI) y desde su experiencia realizó una breve historización para plantear lo político en el fútbol. “El fútbol surge como una actividad lúdica, después competitiva y organizándose en torno al espectáculo, hasta convertirse en una gran industria que en el mundo mueve entre 5mil y 9mil millones de dólares a nivel global, en sus distintas unidades de negocios”, inicia Caric.

“Como el fútbol es convocante y atractivo, no tardó ser utilizado políticamente”, reconoció el periodista y recuperó una frase de un colega, Ezequiel Fernández Mur, que dice: “quien dice que el fútbol y la política no tienen nada que ver, o no sabe nada de fútbol, o no sabe nada de política”.

Hugo Caric. Foto Enfant Terrible
Para graficar su idea, Hugo pone algunos ejemplos:

En 1934, Italia organizaba el torneo y llega la final, antes del partido, Mussolini entra al vestuario de sus propios jugadores y les dijo: “vencer o morir”.

Sindelar, considerado el más grande jugador austríaco de todos los tiempos, no la pasó bien cuando Alemania anexa Austria y él se negó, no sólo a hacer el saludo nazi en un amistoso, sino a incorporarse a la selección de esa Alemania, terminando en un campo de concentración.

Tampoco la pasó bien Sparwasser, que fue el jugador de Alemania Oriental que le hace el gol, porque -¡oh coincidencia!- juega con Alemania Occidental en el Mundial 74'.

Después, en las eliminatorios del mismo Mundial 74', quedaron colgados la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) y Chile. La FIFA, con toda su formalidad, hace una habitual inspección de los escenarios al Estadio Nacional de Santiago de Chile cuando estaba siendo utilizado como campo de concentración y le dio el visto bueno. Por este motivo, la Unión Soviética se negó a jugar y quedó la plaza para Chile.

El Mundial de Argentina, si bien la sede estaba otorgada con mucha antelación, hay una negociación clave entre João Havelange, el presidente de FIFA que cambia la visión al fútbol-negocio, con Videla, por la liberación de un hijo diplomático brasileño, que termina confirmando la sede de Argentina. El Mundial se termina haciendo con la presencia durante los 40 días que duró, con la presencia del secretario de Gobierno de Henry Kissinger, era el garante político de que funcionara como querían los creadores de la Escuela de las Américas. No sólo eso, sino que por primera vez se quiebra el protocolo y es Videla quien entrega la copa en lugar de Havelange, el presidente de la FIFA.

Más adelante en esta línea histórica que realiza Caric, comienza a tener mayor peso lo económico y continúa poniendo ejemplos: “En 1986 el Mundial estaba asignado a Colombia y se lo saca con la excusa típica diciendo que las obras no llegaban a tiempo. Mentira, hubo un estudio de marketing de Adidas y grandes proveedoras de indumentaria deportiva, y en ese sondeo se constató que los chicos no sólo no usaban botines, sino que andaban descalzos, no servía para hacer publicidad ese tipo de lugar. Entonces se lo terminan dando a México”.

En 2006 antes del Mundial de Alemania, algo que cuenta un catalán biógrafo de Messi, es que el entonces presidente de la AFA Julio Grondona le dice a José Pekerman -entonces DT de la Selección: “antes de difundirla a la prensa, a la lista de convocados, pásamela a mí”. En esa lista primero no figuraba Messi, entonces Grondona le dice, “escúcheme Pekerman, en Alemania, en el predio de Adidas donde vamos a concentrar, están todas las gigantografías de la figura de Messi, tiene que estar”. Por eso es que después sacan a Lux y ponen a Ustari, con quien Messi tenía confianza.

Esto para ver cómo el fútbol ha dejado de ser tan inocente como era en sus orígenes. Puntualmente, la sede de Qatar fue muy oscilante y eso ha quedado marcado en los FIFA Gate, el caso de corrupción más grande en la historia del fútbol que ha salido a luz y por el cual muchos directivos han terminado presos o suspendidos de por vida. Pero a pesar de que se comprobó que hubo compra de voluntades para esa votación nunca se puso en duda. Es la tregua más grande entre Mundial y Mundial, después del parate que se produce en el 46' con la Segunda Guerra Mundial.

“Pero hay cosas que no se visibilizan”, remarca Caric, quien se refirió a Mónica Lisardo, socia del Club Atlanta de Buenos Aires, creadora de la ONG Salvemos al Fútbol, para empezar la lucha contra la violencia.

También mencionó a Liz Clavenes, integrante de la Selección de Fútbol de Noruega, actual presidenta de la Federación Noruega de Fútbol, “quien les dijo a los emires y jeques, que no se puede avalar que las empresas o un Estado no garantice las libertades laborales, que no podían permitir que mucha gente no sea parte de este teatro de los sueños -en mención al fútbol-, refiriéndose a las mujeres y el colectivo disidente”.

Para cerrar, Hugo criticó que “a pesar de existir todas esas vulneraciones que se denuncian y que nombraba Pablo, el embajador de Argentina en Qatar, Guillermo Nicolás, un cordobés de San Francisco, dice que hay vestirse de manera discreta, no realizar acciones que salgan de la conducta heterosexual, es decir, un discurso alineado”.

¿Cómo comunicamos, cómo nos informamos?

Milena Urbanski, es periodista deportiva en Estamos Jugados y fundadora del medio periodístico feminista autogestivo Gambeteando. En su intervención, Urbanski apuntó directamente a “lo que hacemos como comunicadores hablando del Mundial”.

La imagen típica en los canales de televisión en Argentina pone a los varones hetero cis en escena. En este sentido, Milena hace referencia a “cómo construimos el lenguaje para hablar del Mundial y como se llenan los canales de programas con cinco tipos gritándose, avalando la violencia en la construcción del lenguaje y cuidándose de los sexismos, como dirían ellos, que en realidad son machismos”.

Milena Urbanski. Foto Enfant Terrible

Debido al tratamiento que hacen los medios y sus panelistas, así como para evitar la construcción de relatos estigmatizantes y violentos, INADI y la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual elaboraron un documento con 21 puntos con Recomendaciones para la cobertura del Mundial de Fútbol Qatar 2022.

“Ya un poco se fue tocando el tema cuando en el Mundial pasado, con el mejor jugador (Kylian) Mbappé”, recuerda la periodista, recordando que “tres años después se conoció que su pareja es una persona trans”. Y se pregunta: “¿Cómo se toma en Francia esa temática? Primero que no era noticia que tenga pareja, ni el género, ni desde hace cuánto salían, cosas que desde medios periodísticos en Argentina sí lo fueron, alimentando los comentarios en los otros medios que son las redes sociales”.

“¿Cómo es que a veces no se le da importancia a cuestiones como cubrir un partido de fútbol femenino, o que en la Liga Cordobesa por primera vez en la historia se ficha a una jugadora trans?* Pero sí se habla que Mbappé tiene una pareja transexual”.

A su vez, también hizo referencia a la discusión sobre las mujeres que se encuentran regidas por la Sharía: “¿Cuál es la opinión de ellas, las protagonistas? Una mujer de allá, en una entrevista, decía que hay muchas fake news, porque en realidad están muy contentas y conformes de la tradición que tienen, orgullosas de la ser lo son. Otra mujer decía que la discriminación no sólo es por género, sino que también es separatista en cuanto a la economía, como sucede en todos lados, algo que vemos también acá”.

Finalizando, Urbanski hizo referencia a otras formas de contar estos relatos, ejemplificando desde una posición más personal: “Al periodismo deportivo lo trabajo desde otro lugar. Qué están haciendo los clubes desde lo institucional, que están haciendo en la parte cultural, si están apoyando con un protocolo de género. Me parece que sobre los planteos tácticos de los equipos, por ejemplo, ya hay mucho”.

“Me interesan otras cosas del periodismo deportivo, como por ejemplo, que de 129 árbitros sólo 6 son mujeres, y eso fue noticia porque hay que ver a esas 6 árbitras como una historia de superación. Pero cómo hacemos para que no sea una historia de superación”, cuestionó la periodista, enfantizando a su vez en la necesidad de “sacar esta idea de 'che, al final juegan bien las pibas', ¡Y si! Por lo menos ya no las mandan más a lavar los platos, pero tampoco nos quedemos ahí”.

Por último, destacó que “no estamos hablando sólo de Qatar, las cosas cambiaron en todo el mundo y el deporte no está exento. Las mujeres jugamos al fútbol, las personas trans juegan al fútbol y el deporte no tiene género. Pero, a su vez, hay muchos multimedios que se aprovechan de la situación para enviar muy pocas corresponsales mujeres, porque imaginate 'cómo vas a hacer vos que sos mujer en Qatar', apuntó.

“Me pregunto más en qué nos va a enriquecer este choque cultural que va a haber en estos días, hacer una comparación, ver un paralelismo en qué estamos bien y en qué estamos mal acá también, para que como comunicadores podamos pensar”.

*Yunga, la deuda de la Liga Cordobesa y el derecho al juego de las personas trans

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram