La Perona: un barrio justicialista en el corazón de Barcelona

Entre 1947 y 1989 existió en lo que hoy es el Parc de Sant Martí de Barcelona un barrio obrero y popular: La Perona. Un homenaje de las clases más pobres españolas a la visita que Eva Perón hizo a la España de posguerra. Hacemos un recorrido por las fotografías que durante varias décadas tomó el reportero catalán Esteban Luceron de los descamisados de La Perona.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 3 minutos de lectura



En la Barcelona de posguerra, la emergencia habitacional era un drama casi tan grave como el hambre y la persecución política desatada por el franquismo. Fue un feriado de junio de 1947 cuando Eva Perón visitó España como embajadora plenipotenciaria, trayendo consigo miles de toneladas de trigo, harina, maíz y una lista de pedidos de amnistía para los presos políticos.

Una muchedumbre fue a recibirla a la Plaza de Oriente con una pompa nunca antes vista. Salvas de cañones, trompetas y trombones junto a lo mas granado del régimen franquista, falange incluida. La argentina de Perón y Evita era la única esperanza de un país aislado por la comunidad internacional, debido a sus vínculos con el nazismo y el fascismo italiano. Una España sumida en la peor crisis de su historia reciente y con las secuelas visibles de una larga guerra fratricida y criminal.

Tras la visita de Evita, un grupo de gitanos españoles decidieron rendir, en la periferia de Barcelona, su particular homenaje a la mujer que trajo pan a su mesa tras tantos años de hambre y miseria. Con apenas unas maderas y unas lonas ajadas, fundaron en lo que hoy es el Parc de Sant Martí, el barrio popular de La Perona.

Por ese barrio que hoy consideraríamos una villa de emergencia pasaron varias generaciones. La Perona existió entre 1947 y finales de 1989 y llegó a contar en su momento mas álgido con unos 5000 habitantes. Fue parte fundamental de la Barcelona contemporánea y aunque muchos de sus vecinos fueron reubicados en zonas aledañas tras la demolición de las casas, mantienen vivo el recuerdo de aquel mundo que fue levantado con solidaridad y finalmente devorado por el modelo turístico y gentrificado de la Barcelona actual.

"Hoy vivo en Sant Martí delante de mi barrio inexistente. Aquel que olía a café, a pescaíto frito y a sopa de caldo recién hecha» escribía en El Periódico Carmen Gomez, nacida y criada en La Perona

Las transformaciones de La Perona, desde aquel gris y decadente franquismo hasta el poblado humilde y popular que nutrió de mano de obra la industria de la Catalunya democrática fue documentado durante décadas por un fotógrafo: Esteban Lucerón, cuyas imágenes ilustran esta nota. En una entrevista para TV3 Lucerón decía:

"Me inspiré en la escuela documentalista norteamericana. Fui durante años al barrio y tomé miles de fotografías. Primero con mas cautela y de a poco, con la confianza de los vecinos, pude entrar en sus casas y sortear el estigma que pesaba sobre ellos"

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram