Organización popular frente a la crisis climática: Minga y festival por el Dique La Viña

El sábado 17 de diciembre se realizará una minga y festival por la limpieza de uno de los espejos de agua más importantes de Córdoba. En medio de una crisis hídrica generalizada en la provincia, vecines se reunirán para concientizar sobre el cuidado del bien común. La solidaridad y la construcción comunitaria como respuesta al colapso ambiental en la provincia.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 5 minutos de lectura

Por Débora Cerutti para Enfant Terrible

Hace días que en el valle de Traslasierra no corre una gota de aire, diría mi abuela. La falta de lluvias es centro de conversaciones y convenciones en la verdulería, en el almacén, en nuestras reuniones, en nuestros trabajos. La crisis hídrica ha sido pronunciada por municipios y comunas de toda la provincia, incluidas las del oeste cordobés: Los Hornillos, Los Pozos, Villa de las Rosas. Me contaba una mujer viverista hace apenas unos días, están abortando sus flores antes de que nazcan: una cuestión de supervivencia.

La calidad del agua se está viendo afectada también por los gravísimos incendios forestales que en el último mes de noviembre, arrasaron con más 10 mil hectáreas de bosque nativo del valle transerrano.

El agua sigue siendo el principio básico de la vida en el planeta. Sin agua, no hay vida, se repite una y otra vez en manifestaciones de las más diversas índoles. En las luchas de cada territorio. Sin agua, no hay vida, dicen también y en una multiplicidad de tonos y tonadas habitantes del valle de Traslasierra.

Raúl Olmedo - Foto: Débora Cerutti

Si no hay agua, no hay trabajo. Y si no tenés agua, no tenés vida. Podés tener luz, pero si no tenés agua, estamos mal”, dice Raúl Olmedo. Desde hace 32 años, trabaja en el dique La Viña. Es el encargado de la apertura y cierre de compuertas. Con su oficio, ha hecho querencia en el espejo de agua que todos los días se refleja en sus ojos. Raúl se sumó a la organización de la “Minga y festival Dique la Viña”, jornada comunitaria de limpieza que se llevará a cabo el sábado 17 de diciembre desde temprano en el espejo de agua más grande de la provincia de Córdoba.

En La Viña, es la convocatoria a concientizar y trabajar para el cuidado del bien común, el territorio agua: allí desembocan las aguas que descienden de la pendiente occidental de la Sierra Grande, y que es fuente de vida para peces, biguás y cientos de pequeños organismos invisibles al ojo humano que conviven en la cuenca del río Los Sauces:

Hay una cantidad de basura, vidrios rotos, plásticos, chapas, que se tiran a los cursos de agua arriba, al norte y el agua arrastra todo. Vos tirás todo y te desechaste de eso y no lo ves en tu lugar, pero viene a parar todo acá”, manifesta Roberto Luna del Consorcio Champaquí – Defensa del monte nativo, organización territorial que trabaja en en el valle desde hace más de una década.

El agua guarda la memoria

Se trata de 1050 hectáreas que fueron cubiertas con agua a partir de la construcción del Embalse Medina Allende durante la década del 40, como la mayoría de las represas realizadas en la provincia de Córdoba. Su paredón, el segundo más alto de Argentina, se vuelve imponente mirado desde arriba o desde abajo. Y aún más, al ver la cota del dique con una bajante histórica; la Viña tiene hoy 16 metros por debajo de la cota de vertedero. Esta situación no es aislada del San Roque, Cruz del Eje, Los molinos, Embalse de Río III, La Quebrada, Pichamas y El Cajón: todos tiene la cota actual en estado crítico.

Bajante histórica del dique

Esto viene siendo motivo de preocupación para los pueblos. En territorios que crecen desde la desigualdad: mientras se restringe el riego domiciliario en las localidades transerranas, cientos de piletas de cabañas turísticas del mismo valle son llenadas a la espera de turistas citadinos. Mientras vecines reciben cortes nocturnos en la provisión de agua potable, los toboganes acuáticos prometen aguas cristalinas para la afluencia del verano.

La crisis climática está a la vista, y la injusticia energética también: mientras el crecimiento poblacional desmedido y la migración desde las grandes urbes crezca sin ordenamientos ni planificaciones territoriales en cada rincón de Traslasierra, el agua como bien común estará también por estos motivos en estado de alerta.

El dique no escapa del turismo voraz que se hace presente en las localidades del oeste cordobés. Colillas de cigarrillo, residuos provenientes de lo que las personas arrojan a los afluentes del lago, sobro todo en verano, vidrios y los más diversos elementos se pueden encontrar en La Viña. Al respecto, Vanesa una de las autoconvocadas parte de la organización manifestó:

“La limpieza va más allá, es empezar a entender que al ser parte tenemos que habitarlo y construirnos con el espacio. No dañarlo, no destruirlo, acompañarlo a que crezca con nosotros y lamentablemente hay una cantidad de población que se está viniendo y es necesario que se concientice. Por qué creo que la limpieza puede ayudar a concientizar: porque es parte del proceso de entender desde dónde estamos parado y que lo estamos destruyendo”.

Limpiar el dique

Ángeles Bustos Reynoso, es una de las vecinas autoconvocadas que tiró la primera piedrita al agua para generar la actividad del “Minga y Festival por el Dique La Viña”, que hoy nuclea organizaciones, instituciones públicas, medios comunitarios y vecines que decidieron accionar colectivamente: “Convocamos a toda la comunidad a devolverle un poco de amor a este dique, esta fuente de agua. Creo que es importante esta jornada porque como humanidad necesitamos también recuperar y fortalecer la conexión con la naturaleza que es fuente de vida. Cuidar los recursos naturales es urgente para la continuidad de la belleza y la biodiversidad de nuestros pueblos”, nos dice Ángeles.

Angeles - Foto: Débora Cerutti

El trabajo de limpieza de las costas y profundidades del dique la Viña, tiene el espíritu de una minga y el ánimo de un festival: por un lado, una antigua forma de organización comunitaria que implica el trabajo conjunto y simultáneo por un bien común; y por el otro, una celebración del estar juntes, del hacer, con música y cantos.

Estarán participando cuarteles de bomberes de distintas localidades del valle, así como bibliotecas populares, colectivos artísticos, sindicatos, brigadas forestales comunitarias, entre otras.

La jornada prevee arrancar temprano para tener una charla técnica de logística y seguridad y así iniciar la recolección de residuos para terminar al medio día con una comida a la canasta en el Club Asociación Pescadores Aficionados (APA1). A partir de la tarde se realizarán mesas informativas, armado de cartelerías para dejar colocado en la periferia del dique y posteriormente un festival con artistas locales.

Para más información, ig: mingayfestival

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram