Emergencia edilicia en Filo: “Nos encontramos con una situación crítica”

Estudiantes que se organizan en el Frente Asambleario (FA) vienen denunciando una serie de problemáticas edilicias en la Facultad de Filosofía y Humanidades (FFyH) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). La punta del iceberg del vaciamiento universitario que pesa también en el salario docente y no docente, así como los recursos y equipamientos tanto para el estudiantado, como para becas e investigación. La vuelta a la presencialidad tras la pandemia inaugura un nuevo ciclo de reclamos

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 4 minutos de lectura
Foto: Colectivo Manifiesto

Estudiantes que se organizan en el Frente Asambleario (FA) conformado por asambleas de escuelas de Filosofía, Geografía y Antropología, vienen denunciando una serie de problemáticas en la Facultad de Filosofía y Humanidades (FFyH) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Los reclamos giran en relación a la situación edilicia de distintas sedes facultativas, con las que se encontraron muy deterioradas al regresar a la presencialidad tras la pandemia del Covid-19.

Martina Schilling, estudiante de la licencitura y profesorado de Filosofía de la Facultad de Filosofía y Humanidades, integra el FA, que el año pasado se organizó para participar de las elecciones estudiantiles, consiguiendo una banca en el Consejo Directivo de la Facultad. En diálogo con Enfant Terrible, explicó que “después de dos años sin transitar la facultad, cuando volvimos nos encontramos con una situación bastante crítica, en términos edilicios pero también de las condiciones de cursadas actuales y las condiciones laborales docentes. Con respecto a la situación edilicia, Casa Verde, que es nuestro pabellón central, un tercio está clausurado, debido a un problema de hundimiento los cimientos”, comentó Martina.

Por los problemas de cimientos y humedad, se clausuró un sector del centro de estudiantes, afectando el funcionamiento de la fotocopiadora (también clausurada), un baño y dos aulas. Una de estas -el Aula 1- es la más grande del pabellón y no se puede habitar por inseguridad eléctrica. Además, la única cantina frente a Casa Verde, también se encuentra cerrada, aunque no hay precisión sobre el motivo de su clausura.

“Nos encontramos con una situación bastante crítica, en términos edilicios pero también de las condiciones de cursadas actuales y las condiciones laborales docentes”.

Además de Casa Verde, se encuentran otros tres pabellones que son patrimonio histórico de la Universidad, el Residencial, el Francia y el España, “que tienen que tener una mantenimiento especial que no existe y se están viniendo abajo por la antigüedad” precisó Martina.

A estos problemas se suman el vaciamiento de las facultades, con respecto a equipamiento tecnológico, computadoras o cañones para proyección. “Esto no afecta solo a las cursadas, sino también a investigadores y becaries, que están en los centros de investigación de nuestra Facultad y casi no tienen espacio, ni equipamientos” explicó la estudiante.

Además, con la vuelta a la presencialidad, “estudiantes que tenían un montón de cosas en relación a becas, en relación al Comedor Universitario, que también ha sufrido recortes, en relación a las becas de apuntes, que también tuvo recortes, ya nos las tenemos más o están deterioradas”, referenció Schilling respecto al ajuste que vienen recibiendo.

“La situación salarial, más el no llamado a concurso, hace que la planta docente y no docente esté sumamente precarizada. Actualmente para el mantenimiento de los pabellones hay solo dos cargos no docentes concursados”.

Respecto a la situación salarial docente, en la UNC el gremio ADIUC viene realizando acciones de protesta por la situación salarial, las jubilaciones y el auxilio a las obras sociales, lo cual refleja una situación de complejidad sobre el sector que, según Schilling también se expresa en Filosofía. También el sector no docente se encuentra en conflicto por el atraso de los llamados a concurso en la Secretaría Académica, situación que impacta en general en el funcionamiento de la institución.

Debito a esta situación, el lunes que viene se votará en la sesión del Consejo Directivo la apertura de una comisión ad hoc abierta e interclaustro -a pedido del FA- para el seguimiento de la situación edilicia.

Hasta el momento, si bien la decana de la FFyH, Flavia Dezzutto, se ha mostrado de acuerdo con la propuesta estudiantil, desde el FA señalan que existe un problema de comunicación institucional que refiere, por un lado, a la escasa información disponible con respecto a qué medidas se llevarán a cabo para hacer frente a la "emergencia edilicia". Por otro lado, si bien han habido diálogos entre el decatano y el Rectorado de la UNC que gestiona Jhon Boretto, tampoco hay trasnparencia acerca de estos diálogos.

Los problemas en la educación pública y en particular en la UNC no son nuevos. Encuentran relación en la distribución presupuestaria desigual de las distintas facultades, por lo que no sólo impacta en Filosofía, sino también en otras facultades como Artes y sus distintas sedes. En este sentido, muchas demandas que impulsaron las tomas pacíficas de distintos establecimientos educativos en 2018 durante el Gobierno de Mauricio Macri -y terminó con el procesamiento judicial a 27 estudiantes- se mantienen sin solución.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram