Acampe piquetero: reclamo nacional frente a la precariedad en los barrios populares

Desde el martes organizaciones sociales sostienen un acampe en distintos puntos del país frente a la precariedad de los barrios populares en materia laboral, sanitaria, alimentaria, habitacional, entre otras. El responsable de mantener diálogo con las organizaciones es el ministro Zabaleta de Desarrollo Socia. En Córdoba reclaman que el ministro de Educación Walter Grahovac, responda ante la falta de útiles. Enfant Terrible dialogó con dos delegadas Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) Votamos Luchar durante el acampe frente al Centro de Referencia (CDR) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (Chacabuco 329)

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 4 minutos de lectura

El martes distintas organizaciones sociales y territoriales sostienen un acampe a nivel nacional para presionar al Gobierno Nacional y Provincial para que den respuestas a distintas problemáticas que se vive en los barrios populares de Argentina, en torno a vivienda, salud, educación y alimentos, entre otras.

El responsable a nivel nacional de responder al reclamo de las organizaciones es el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, aunque hasta ahora las negociaciones no han llegado a buenos términos.

En Córdoba, el acampe se instaló frente al Centro de Referencia (CDR) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (Chacabuco 329), donde 9 organizaciones concentran 7 cuadras alrededor de la oficina completamente vacía. En diálogo con este medio una delegada piquetera afirmó que la medida podría extenderse de no llegar a un acuerdo pronto. Son más de 50 unidades barriales rodeadas con vayas y vigilancia de Infantería de la Policía de Córdoba.

Los reclamos giran sobre todo en torno a la situación laboral, sanitaria, educacional, alimentaria y habitacional, según explicaron a Enfant Terrible dos voceras del Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) de la corriente Votamos Luchar. Por un lado, Ana, una persona mayor, remarca la pobreza que atraviesa a los sectores populares: "Estamos luchando por un trabajo digno y vivienda digna. Mira la cantidad de gente que hay y hasta ahora no tuvimos respuesta del Gobierno".

Por su parte, Alejandra hace hincapié en que: "Hay muchas mujeres, muchos niños. La mayoría están sin laburo, los trabajos que tenemos son precarios y necesitamos un trabajo digno como cualquier persona. Necesitamos que nos aporten para los merenderos y comedores, que los estamos manteniendo a pulmón nuestro. Hay mucho hambre en la calle". Frente al hambre, "estamos haciendo ollas populares con almuerzo, con merienda".

"Con la plata nuestra, con la plata del pueblo están haciendo un montón de cosas dejando de lado la educación, la salud. La pandemia sí existe, pero están dejando morir un montón de gente de otras enfermedades que son muy importantes".

El reclamo también es por educación y viene desde febrero, antes de que comenzaran las clases el pasado 3 de marzo. Sobre esto, Ana explica que hay muchxs niñxs que no han recibido útiles y por eso movilizaron el miércoles al Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, donde el ministro Walter Grahovac, tampoco ha dado respuestas después de casi un mes comenzado el ciclo lectivo.

"Están jugando con la necesidad de la gente, nos están subestimando, porque si vos me pedís un listado de niños y las madres, sobre que no tienen un peso, imprimen las libretas, imprimen los DNI, entregamos en tiempo y forma para presentar todo lo que había que presentar. Pero luego nos tienen a más de un mes y todavía hay compañeros que no pueden mandar a sus hijos porque no tienen útiles".

La situación alimentaria también es complicada, en particular para las infancias: "Hay un montón de niños que no tienen para comer", expresó Alejandra, "porque hay un montón de padres que no tienen laburo", agregó y describió que aún prevalece la discriminación para el acceso a este derecho, al pertenecer a barrios populares.

Si bien las medidas de fuerza de la organizaciones se levantan en algún momento, el diagnóstico indica que ha iniciado un principio activo de recortes y ajustes, donde abunda la precariedad que se profundizó con fuerza a partir de la pandemia del Covid-19. Por ende, los reclamos continuarán. Alejandra concluye de esta manera su diagnóstico:

"Vamos a seguir. No es que esto termina en 48 horas de acampe, vamos a seguir la semana que viene con más fuerza. Estamos en una situación donde el ajuste afecta a todos, tanto provincia, como Nación (...) Creemos que somos la voz del pueblo y decimos y hacemos lo que otros no se animan a hacer".

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram