El costo de matar la tierra

La política del fuego que consume a Córdoba

Córdoba, una de las exponentes del agronegocio, el desmonte y las fumigaciones, la cuna de las Madres de Barrio Ituzaingó y el sueño frustrado de Monsanto. Aquí apenas el 2,28% de bosque nativo maduro de la provincia sobrevivía en 2009. Provincia cuyo gobernador ha sido denunciado penalmente por inacción ante los incendios que entre 2020 y 2021 arrasaron casi medio millón de hectáreas. ¿Qué pueden decir los incendios sobre esta provincia atravesada por el negocio inmobiliario, el gatillo fácil y con mayores porcentajes de pobreza y desocupación del país? Una entrevista a Daniel Díaz Romero, periodista y director del medio autogestivo Sala de Prensa Ambiental.

Entrevista con Daniel Díaz

Traducción por Virginia Acha

Enfant Terrible (ET): Hay una frase que dice “todo fuego es político”. ¿Qué de lo político podemos ver en las medio millón de hectáreas quemadas en Córdoba en sólo dos años?

Daniel Díaz Romero (DDR): Decisiones políticas y políticas ambientales. Suponemos nosotros apuntaladas desde el poder económico, en general el tema de los incendios viene timoneado por eso, un Estado permisivo que no desarrolla políticas preventivas, muchas veces siendo los mismos actores políticos que a la vez son empresarios agropecuarios. Entonces seguramente cuando hay tierra arrasada, a los políticos que también son empresarios rurales les viene bien estos incendios, que como ya sabemos y se ha repetido muchas veces, el 95% son intencionales.

No creemos esta cuestión de apelar a la culpabilidad de un vecino cualquiera de tirar una colilla de cigarrillo encendida, o de nuestras abuelas quemando hojas en las veredas. No creo que sean los desencadenantes de incendios que toman las magnitudes que toman, ya extendido en todo el país, desde el centro en Córdoba, en el sur, en el litoral, en el norte, acompañado por supuesto de condiciones favorables provenientes de la crisis climática. Pero no se le puede achacar todo al cambio climático, evidentemente no hay políticas preventivas, ni interés en desarrollarlas, porque ya hace muchos años se viene advirtiendo sobre estas situaciones. 

Muchos de los incendios que suceden en Córdoba tienen que ver con el mal estado del cableado de EPEC. La fuente de mantenimiento que tienen, un viento tira un poste, se cae el cable, chispazo y allá fue. Muchas veces quienes estamos en la cuestión ambiental nos limitamos solamente a esto de los intereses empresariales, pero en Córdoba hay un problema muy serio con la desinversión que hace el Estado en el mantenimiento del cableado del suministro de energía eléctrica.

“Evidentemente no hay políticas preventivas, ni interés en desarrollarlas, porque ya hace muchos años se viene advirtiendo sobre estas situaciones”

ET: ¿Qué representan los incendios desmedidos para una provincia prácticamente sin monte y/o bosque nativo?

DDR: Representa una imagen descarnada de los intereses de los poderes reales en la provincia, tanto políticos como económicos, que a veces son lo mismo. Si uno se toma el trabajo de buscar en la lista de legisladores, por ejemplo, cuál es su actividad además de la actividad política, en más de un caso se va a encontrar con que son empresarios ligados a las actividades agropecuarias. Y por otro lado, representa que aquella importante movilización ciudadana que hubo en contra de la ley de Bosques hace unos seis años, impidió que se sancionara una ley, ese proyecto controvertido desde el Gobierno Provincial y la Sociedad Rural de Córdoba.

Pero lo que no pudieron hacer a través de la vía legal, lo mismo siguieron desmontando, en algunos casos ilegalmente, con productos químicos, pero también con un arma de destrucción masiva como son los incendios para el bosque nativo. Además, es mucho más económico desmontar ilegalmente que hacerlo legalmente con maquinaria y demás gastos operativos. Es muy fácil desmontar un bosque prendiéndole fuego y listo, se terminó gran parte de la superficie de bosques nativos que había hace tiempo.

En Sala de Prensa Ambiental publicamos un informe. En la actualidad, aproximadamente, porque no hay un número exacto, pero basado en estudios científicos, se sospecha que queda un 2% de bosque nativo en buen estado de conservación en toda la provincia. Mucho menos de lo que quedaba hace seis años cuando se debatió este controvertido proyecto.

“(...) siguieron desmontando con un arma de destrucción masiva como son los incendios para el bosque nativo

ET: Durante las fuertes olas de calor del verano, el mapa térmico marcaba al centro de Argentina como el punto más caliente del mundo, y esta región incluía en gran parte a Córdoba. ¿Qué relación existe entre este dato y los incendios? ¿Es Córdoba un gran frente en la lucha contra el cambio climático?¿Por qué?

DDR: El cambio climático es global, entonces la escala es planetaria, por eso nosotros preferimos llamarla 'crisis planetaria', por lo tanto Córdoba no se puede escindir de la situación global. Córdoba está igual o incluso por encima del promedio mundial de aumento de temperatura del 1.1°C. Es parte del planeta.

La crisis climática es evidente, empieza a afectar el funcionamiento de muchas especies. Incluso tenemos indicadores biológicos muy claros, como es que cada vez muchas especies de aves que antes llegaban hasta Córdoba ahora llegan más hacia el sur, hasta la Patagonia buscando temperaturas menores. Pero no solamente las aves, sino en la vida cotidiana. En enero sufrimos en carne propia lo que es la crisis climática con esa ola de calor infernal, que no fue otra cosa que una clara demostración de lo que vienen alertando los científicos hace años.

“Córdoba está igual o incluso por encima del promedio mundial de aumento de temperatura del 1.1°C.”

La crisis va a afectar de lleno la calidad de vida y la vida cotidiana de todos los cordobeses, más aún de los cordobeses de la Capital, que viven en grandes ciudades y sufrieron con mayor rigor esta ola de calor. Quizás, en los ambientes serranos esta crisis climática vendrá por el lado de mayores precipitaciones que terminarán en inundaciones, cada vez más virulentas.

También quedó claramente demostrado que, quienes más lo van a sufrir, son los sectores más desprotegidos de la sociedad. Concretamente y por dar un ejemplo simple ¿En dónde se sufrió más el calor en enero, en un country que tiene piscina y aire acondicionado en sus casas, o en un barrio periférico donde se cortaba la luz a cada rato y contaban solamente con un ventilador? Las víctimas más marcadas van a ser los sectores más pobres.

En síntesis, la crisis climática está claro que llegó a Córdoba y que nos empieza a afectar la calidad de vida en lo cotidiano, no solamente animales y plantas, sino a los seres humanos.

“Las víctimas más marcadas van a ser los sectores más pobres”

ET: ¿Qué observas acerca del rol de los medios de comunicación hegemónicos de la provincia ante la problemática de los incendios?¿Qué de los medios populares, autogestivos y cooperativos?

DDR: No voy a hablar de colegas, porque no corresponde. Sí puedo hablar de empresas periodísticas que se transforman en estos medios hegemónicos, La Voz del Interior, Cadena 3, Radio Mitre, Canal 12 y sigue la lista. A diferencia de lo que pueden hacer los medios autogestivos, comunitarios, populares, que se animan un paso adelante y buscar a los responsables de estas tragedias socioambientales, los medios hegemónicos se dedican a romantizar los incendios ¿A qué me refiero con esto? Por ejemplo, es muy reiterado que digan: “cuenten la historia del niño que quiere ser bombero como su papá”, “Las aventuras del piloto de un avión hidrante que luchaba heroicamente contra el fuego”, todo esto en medio de los incendios. Mientras los medios hegemónicos hacen eso, los medios autogestivos se están preguntando quienes mandan a prender esos fuegos. Hay una gran diferencia en la cobertura periodística.

Los medios hegemónicos, que por supuesto tienen sus intereses económicos, lo que hacen es abordar el tema de manera superficial, distrayendo con historias hermosas, cuando en realidad en los últimos incendios de los últimos dos años, han habido cinco personas muertas, se perdieron cinco vidas, no es un dato menor ese. Habla de la ineficiencia de las políticas de estado, del desinterés, de la desfinanciación por parte de los gobiernos para prevenir y combatir el fuego.

“ (...) en los últimos incendios de los últimos dos años, han habido cinco personas muertas, no es un dato menor ese”

Hace poco vimos que hubo una condena por el incendio que se desató en el 2020 en el norte cordobés. ¿Quién fue condenado? Un jornalero, un peón rural que se comprobó que tenía un bidón con combustible, un bidón y que inició un fuego. ¿Quién quedó libre por falta de pruebas? La persona señalada por haberle pagado e incitado a ese jornalero para que inicie el fuego y que tenía intereses en el campo que se quemó.

La Justicia también es una pata muy importante en el tema de los incendios. Hasta que no dejen de buscar perejiles para meterlos presos y no se ocupen de quienes son los responsables intelectuales de los incendios, la catástrofe va a seguir en Córdoba.

Hay personas, generalmente empleados de campo, que prenden el fuego pero son mandados por sus patrones, que mandan a quemar el campo del vecino para después poder comprárselo más barato. Eso los medios hegemónicos ni lo contemplan, se centran más en ir contando el día a día de cuántas hectáreas se quemaron, en lugar de estar hablando de quienes son los responsables, qué intereses tienen, si hay funcionarios involucrados en el tema, por qué no se hacen campañas de prevención efectivas y por qué no se financia un Plan Provincial de Manejo de Fuego de la manera que se tiene que hacer.

“La Justicia también es una pata muy importante en el tema de los incendios”

También sería muy interesante ver si no hay un negocio detrás de los incendios, pero no a partir de intereses económicos de empresarios por ganar tierra. Cuando se desata un incendio de las magnitudes que se desatan en Córdoba, donde la sensación es que se deja avanzar el fuego por parte del Gobierno Provincial, que siempre llega tarde, ahí se desata otro negocio más que tiene que ver con la movilización de bomberos, vehículos, aviones. Por ejemplo, movilizar un avión implica un gasto de miles de dólares por parte del Estado provincial.

Todos los años se gasta muchísima plata en la lucha contra el fuego. Hay un negocio donde hay también gente que se está beneficiando, que tiene que ver con los que venden combustible, los que hacen mantenimiento de aviones, de autobombas y demás. Me parece que hay que investigar a fondo y es una pena que los medios hegemónicos no lo hagan, porque quienes estamos en medios independientes tenemos nuestras limitaciones económicas y de estructura, pero los medios hegemónicos las tienen y en Córdoba deciden no investigar.

*Fotos de Santiago Torrado para cobertura comunitaria entre Enfant Terrible, La Tinta y Medionegro: “Una noche entre el fuego de San Roque”.

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram