Fuego publicitario

La temporada de incendios forestales ha comenzado. El Gobierno Provincial concentra su Campaña de Prevención en un relato publicitario donde exhibe su posición política sobre los IIFF. Mientras tanto, el 2% del bosque nativo cordobés se encuentra en su máximo riesgo histórico. ¿Qué hay detrás del discurso oficialista? ¿Qué hizo el Plan del Manejo del Fuego para prevenir lo evitable?. Conversamos con Virginia, integrante de la Brigada Forestal Isquitipe.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 6 minutos de lectura
Foto: Archivo

Por Rodrigo Savoretti para Enfant Terrible

Desde el 1 de junio hasta el 31 de diciembre, Córdoba se encuentra transitando la “temporada de riesgo de incendios forestales”. Según el Gobierno de Hacemos por Córdoba (HxC), la provincia es uno de los 10 lugares del mundo con mayor probabilidad de sufrir dichas catástrofes debido a las “condiciones climáticas y la vegetación natural propia del territorio cordobés”. 

El relato oficialista sobre los incendios forestales se afirma en el dato nacional que establece que “el 99% de los incendios los provoca el hombre”. Y cuando el responsable de los incendios no es “el hombre”, es la propia naturaleza y sus características autóctonas. En el año 2021, Juan Schiaretti expresó en Twitter: “el incendio es una catástrofe que nos afecta, fruto del cambio climático, la característica que tienen nuestras serranías y la enorme sequía”. Y luego siguió: “antes, cuando uno sobrevolaba el norte, veía el monte. Hoy se ve en la parte más llana llena de cultivos, lleno de animales, de los que crían ganado. Se ven establecimientos agropecuarios porque también en el norte la producción agroalimentaria es fundamental. Es motor de progreso”.

En los últimos días, Claudio Vignetta, Secretario de Gestión de Incendios Córdoba y Marcelo Colombatti, Subdirector Regional de Bomberos de la Provincia de Córdoba, expresaron las mismas palabras sobre la causa de los IIFF cuando fueron consultados por el reciente incendio en Dique Los Molinos.

La campaña comunicacional de HxC para la prevención del fuego se difunde en todas las plataformas y redes del Gobierno, a través de videos relativamente cortos que buscan impactar y “generar conciencia” sobre los incendios. Fundamentalmente hacen hincapié en la responsabilidad sobre los mismos y las acciones que pueden causarlos. Constituyen la propaganda mediática de un discurso unificado en todas las esferas del Panal.

A través de esta campaña, el Gobierno materializa su relato en publicidades audiovisuales que nos presentan -por ejemplo- a un “hombre” joven y de ciudad que se muestra desafiante e incrédulo frente a la idea de que una colilla de cigarrillo prendida o una brasa puedan “quemar media provincia”. Es entonces que decide ir a un campo de pinos a comer un asado. Pero antes de salir de su casa, un grupo de bomberos lo paran y le dan con un chorro de agua que lo deja sentado nuevamente en el sillón de su departamento.  La publicidad termina con la frase “si salís al campo sin conciencia, mejor quedate en tu casa”. 

Pero ¿qué es lo que no dice el Gobierno en su relato sobre el fuego?¿Qué responsabilidades intenta invisibilizar en sus publicidades?¿Qué hizo efectivamente durante el año para prevenir los incendios que ya azotan al 2% de bosque nativo todavía en pie?¿Qué sentido común intenta consolidar?

Hasta el momento, la temporada ígnea lleva más de seis incendios forestales de gran envergadura. Han tenido lugar en las localidades de Jesús María, San Ignacio,  Los Cocos, La Calera, La Cumbre, Dique Los Molinos y Salsipuedes. Hasta ahora -y como en la mayoría de los IIFF-, la Justicia, por acción u omisión, no ha responsabilizado penalmente a ningune ciudadane. 

Para Virginia Sánchez Domínguez, bióloga y guardaparque, integrante de la Brigada Forestal Comunitaria Isquitipe de la localidad de Río Ceballos, el relato oficial sobre la prevención del fuego decide enfocarse exclusivamente en un acto puntual como tirar una colilla o hacer un asado donde está prohibido, a pesar de que justamente estos ejemplos “no son los casos que derivan en que un fuego tome las magnitudes que vienen tomando en los últimos años”.

“Las publicidades no visibilizan a una de las verdaderas causas de los incendios forestales: la falta de un plan de manejo del fuego. No existe un plan que permita prevenir desde otros lugares, por ejemplo, desde la detección temprana. No hay un trabajo de vigía o de puestos de control, como tampoco se educa a las mismas personas que habitan en el monte, de manera que ellos mismos sepan a dónde recurrir, qué información dar, cómo localizar a los bomberos y brigadistas”.
Integrantes de la Interbrigadas de Sierras Chicas

“Se gasta mucho dinero en hacer una propaganda vacía de contenido y de comunicación que sería valiosa para las personas que realmente estamos preocupadas. Deja todo a merced de la responsabilidad individual cuando en realidad es un tema a tratarse de forma comunitaria e institucional. La publicidad deja por fuera un montón de causas que deberían verse y abocarse a solucionar” denuncia Sánchez Domínguez.

Presupuesto, prioridades, realidad

El Gobierno decretó a fines de mayo la 'alerta ambiental' (por riesgo de incendios) en todo el territorio provincial, desde el 1 de junio hasta el 31 de diciembre del corriente año. Prohibió en toda la provincia el encendido de cualquier tipo de fuego y de toda actividad que pueda dar lugar al inicio de incendios. 

La resolución N° 512 instruye al Ministerio de Seguridad la ejecución del Plan Provincial de Manejo del Fuego. De esta manera facultó a la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil de tal Ministerio a disponer de las medidas para prevenir, combatir o neutralizar los efectos dañosos de aquellas actividades que conlleven riesgo de incendios. Además, cuenta con Mapas de Riesgo Local ante Incendios Forestales para el Corredor de Sierras Chicas y Jesús María.

El presupuesto oficial destinado al Plan del Manejo del Fuego para el 2022 ($840.861.000) se ha duplicado en relación al 2021 ($483.891.000). Hasta el momento, ha sido devengado un total de $378.165.531.

Según Claudio Vigneta, para prevenir los incendios se ha otorgado un subsidio de $1.300.000 a los 155 cuarteles de bomberos de la provincia. Hasta ahora podemos confirmar que todos los cuarteles han recibido al menos una suma fija de $520.000 cada uno. Cifra equivalente a 11 salarios mínimos vitales y móviles. Y a cinco canastas básicas totales. Además, el mes pasado la Provincia entregó $20.000.000 a la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba, entidad que agrupa a los 155 cuarteles cordobeses y sus respectivos 5.000 bomberes.

En esta línea de directivas presupuestarias, para Virginia, el dinero presupuestado y ejecutado no está dirigido a lo esencial, es decir: ejercer un plan integral de prevención de los incendios durante toda la temporada previa a la que ya estamos viviendo. Además, la bióloga destaca que los bomberos no están capacitados para apagar incendios forestales.

“Los capacitados para ello somos los brigadistas forestales, los bomberos tienen sus conocimientos abocados a la protección de las vidas humanas y los bienes materiales como las casas. Y también sobre los materiales de construcción, qué peligro pueden generar, primeros auxilios, prácticas de rescate y un montón de trabajo pero no específicamente apagar un incendio forestal”.

El Plan del Manejo del Fuego pareciera concentrarse en accionar solo cuando el fuego ya está quemando. A decir de Virginia, los bomberos -quienes actúan durante el incendio- muchas veces desconocen los territorios que se incendian, sus características, accesos, no conocen a los dueños del campo ni articulan con las reservas naturales que son justamente las que cuidan los territorios que se terminan quemando. 

“Los bomberos no están preparados para esa exigencia, hay que conocer distintos tipos de combustibles, condiciones meteorológicas que pueden afectar de una u otra manera a un incendio que se propaga por la vegetación, que no es lo mismo que un incendio en una estructura, un edificio. Todo esto que no está sucediendo es la principal razón por la cual los fuegos causan el daño que se hacen. La publicidad deja por fuera un montón de causas que deberían verse y abocarse a solucionar” asevera la guardaparques.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram