Ley Micaela en Medios: propuestas para erradicar la violencia machista mediática

El tratamiento mediático de la violación grupal en Palermo evidenció la enorme deuda pendiente de los medios hegemónicos con la perspectiva de género. En diálogo con Enfant Terrible, Delfina Pedelacq, periodista de Zorzal Diario y parte del equipo que redactó el proyecto de Ley Micaela en Medios de Comunicación compartió su visión sobre esta propuesta. A las puertas de un 8 de Marzo atravesadxs por el espanto y la rabia, urge una comunicación comprometida con erradicar la violencia machista de los medios.

Por Redacción Enfant Terrible |

🕒 6 minutos de lectura
Flavio Azzaro repudiado por sus dichos ante el caso de la violación grupal sucedida la semana pasada en Palermo.

"Ellos también pudieron decir lo mismo, 'yo también estaba drogado y era incapaz de entender si ella estaba drogada o no estaba drogada como estaba yo'".

Flavio Azzaro en crónica tv

A partir del tratamiento de los medios de comunicación sobre la violación grupal en Palermo de la semana pasada, de nuevo se asoma una demanda pendiente con la perspectiva de género. Con las mujeres, travas, trans, no bineries y tortxs. Ya sea como reales o potenciales reproductores de violencia en sus distintas modalidades, o como herramientas fundamentales para construir nuevas realidades, es cada vez más urgente interpelar a los medios y sus agentes acerca del abordaje que realizan sobre las violencias machistas, ya que muchas veces terminan por reproducirlas.

La demanda pendiente en este caso, tiene que ver con dejar atrás lógicas que construyen y sostienen el imaginario de una sociedad históricamente machista.

En este marco, la pedagogía es y será una herramienta que toma fuerza para revertir este escenario. Una propuesta está reflejada en la aprobada Ley Micaela o Ley de Capacitación Obligatoria en Género (27.499), en memoria de la militante del Movimiento Evita, Micaela García, víctima de femicidio, estableciendo que las personas que trabajan en los tres poderes del Estado, deben formarse en materia de género para combatir y erradicar la violencia hacia las mujeres y diversidades sexuales.

Ahora bien, no por nada a los medios de comunicación hegemónicos se los ha catalogado como "El cuarto poder", debido a a su pesada influencia al momento de construir realidades subjetivas y por ende colectivas. Hacen también a las prácticas cotidianas de un colectivo, cuando las avalan, justifican, legitiman y/o naturalizan, e incluso reproducen.

Ley Micaela en medios de comunicación

Compartiendo esa importante responsabilidad junto a otros organismos institucionales, ¿Por qué no pensar la Ley Micaela también en los medios de comunicación? Delfina Pedelacq, periodista del medio autogestivo y cooperativo Zorzal Diario y parte redactora del proyecto de Ley Micaela en Medios de Comunicación, compartió su visión sobre esta propuesta legislativa a Enfant Terrible.

-Enfant Terrible (ET): ¿Por qué es importante una Ley Micaela en medios de comunicación?¿Cómo surge esta propuesta?

- Delfina Pedelacq (DP): Desde la Red de Medios Digitales (RDMD) generamos una articulación con tres diputadas, Ayelén Sposito (FdT Río Negro), Gisela Marziotta (FdT CABA) y Silvana Ginocchio (FdT de Catamarca) que habían presentado proyectos diferentes y si bien eran parecidos, estaban presentados por sus partes. Lo que hicimos fue generar una articulación y armar una mesa de trabajo sobre el texto, a la cual convocamos también a la Fundación Micaela con Andrea Lescano y Néstor García, papá y mamá de Micaela. Fueron meses arduos de trabajo, en los que logramos la unificación de esos tres proyectos para que se trate en las respectivas comisiones (Comunicación y Mujeres, Géneros y Diversidad) pero nunca fue discutido.

El proyecto en sí, consistía en una serie de capacitaciones constantes y obligatorias hacia dentro de los equipos de trabajo de los medios, dirigido a los medios inscriptos y que reciban pauta publicitaria del Estado.

Creemos que es importante, porque entendemos que la comunicación con perspectiva de género y el tratamiento responsable de la información en muchas situaciones no solamente aporta a la construcción de un imaginario, sino que también aporta a la construcción de una imagen en procesos judiciales, por ejemplo.

Una de las situaciones por las cuales surge la idea del proyecto de Ley Micaela en Medios, es que constantemente vemos cómo los derechos de mujeres y diversidades se ven vulnerados por el tratamiento de la información que llevan adelante los medios.

Creemos que esta ley es necesaria y la necesitamos para seguir construyendo más derechos para mujeres y diversidades, pero tiene que haber voluntad política y eso es lo que no sucedió, porque perdió estado parlamentario. Por lo tanto, tiene que volver a hacerse todo ese proceso que es desgastante y que es enfrentarse a mucha burocracia del proceso legislativo.

Pero no vamos a dejarlo así, vamos a seguir trabajando desde los medios autogestivos, cooperativos y comunitarios la necesidad de esta ley.

-Enfant Terrible (ET): Es identificable cómo los medios hegemónicos continúan siendo reproductores de violencia machista, pero no tanto así cómo la previenen o combaten para su erradicación. ¿Cómo pensar a los medios desde esta última perspectiva?¿Cómo aportaría la Ley Micaela en medios de comunicación a esto?

-Delfina Pedelacq (DP): La Ley Micaela aportaría no solamente la capacitación y el trabajo constante sobre estos temas, sino que sin dudas aportaría a la prevención, no solamente al tratamiento de la información, sino la discusión, la difusión y poner en agenda temas como la violencia machista que sufrimos todos los días y hace décadas.

Sin dudas los medios pueden cumplir un rol de prevención y combate contra estas prácticas porque, muchas veces, es en los medios donde las vemos reproducidas.

No podemos perder de vista la situación de la semana pasada con la violación grupal en Palermo y cómo los medios trataron la información, siguen hablando de manadas, de monstruos y enfermos, cuando en realidad es una situación social y cultural que vivimos hace décadas. Por lo tanto, el rol de los medios es fundamental.

Quizás, una de las cosas que surgieron y llamó mucho la atención sobre la violación grupal en Palermo fue que no se haya dado a conocer la identidad de la piba, que no se viralice su foto, que no se sepan sus datos personales… todo eso es un avance, porque entendimos un poquito sobre la preservación de los derechos de la víctima.

-Enfant Terrible (ET): ¿Qué aportes hacen los medios autogestivos y populares en esta disputa de sentidos?

-Delfina Pedelacq (DP): Hay algo importante y una característica fundamental que es la brecha generacional, porque quienes formamos medios autogestivos, cooperativos y populares, venimos con otra herencia, con un camino recorrido desde la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), los feminismos y transfeminismos. Por lo tanto, somos quienes también peleamos contra esta desinformación, esta vulneración de derechos que producen los medios masivos de comunicación a la hora de tratar la información.

Hay algo también que va a ir decantando y es que no podemos perder la oportunidad de llevar esos debates a los espacios de formación, por ejemplo, de periodistas. Creemos también que debe haber oportunidades para medios que venimos con esta perspectiva, para profundizarla y para aportar a la prevención y la erradicación de la violencia contra nosotras y nosotres. No es solamente la capacidad de generar contenido y producción periodística, sino de por sí nuestra esencia generacional, nuestra pelea y militancia.

A la hora de buscar una transformación real de estas prácticas los medios cooperativos y autogestivos tenemos mucho para aportar, no solo en la formación, sino también en la práctica de cómo generamos el contenido.

La sociedad también en un punto fue cambiando y hay algunas cosas que ya no se toleran y los medios no pueden quedarse atrás. El repudio y la intolerancia a situaciones como las de la semana pasada con el periodista de Crónica (Flavio Azzaro), por ejemplo. Por eso, entendemos que darle un marco legal a esta regulación de los medios nos parece súper importante, sobre todo para ir transformando esas prácticas.

Por ejemplo, cuando fue el femicidio de Melina, de Araceli, los medios trataban la información no sólo revictimizando, sino haciendo culpables a las víctimas de por qué estaban donde estaban, por qué se vestían como se vestían. A Melina la titularon como “fanática de los boliches”.

Los medios autogestivos, cooperativos y comunitarios venimos a proponer junto con las legisladoras y la Fundación, nuevas formas de hacer periodismo.

Me gustaría volver a remarcar que, nosotras podemos empujar, seguir trabajando el proyecto, presentarlo para tratar, pero si no hay voluntad política de que esto suceda es muy difícil. Tenemos que interpelar no solamente a la sociedad, sino a la política también. Algo que también sucedió este año y el año pasado con la Ley de Equidad en los Medios de Comunicación, fue como un puntapié para comenzar a laburar hacia dentro de los espacios de comunicación… bueno, ahora tenemos que laburar sobre el contenido, sobre un tratamiento responsable.

También te puede interesar:

Redacción Enfant Terrible

Somos el equipo de redacción de Enfant Terrible: el resultado de millones de años de evolución aglutinados en este irreverente existir.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram