San Cayetano: trabajo y organización por la dignidad

El cálido sol de agosto abrazó desde el medio día una nueva celebración por el día de San Cayetano, santo patrono del pan y el trabajo. Con festival artístico, cerca de 150 puestos de emprendimientos de la economía popular ofrecieron sus productos y servicios. Dialogamos con Silvia Quevedo de Barrios de Pie sobre esta jornada protagonizada por un sector social que toma cada vez más peso en la política Argentina. “Nos parecía clave que una parte importante que se entienda que todas estas personas buscamos vivir con dignidad, teniendo en cuenta que en estos últimos meses hemos sido víctimas de ataques por un sector muy chico, que lo único que intenta es plasmar el odio hacia nosotras y nosotros”

Por Lautaro Palacios |

🕒 6 minutos de lectura
Foto: Lautaro Palacios para Enfant Terrible

El cálido sol de agosto abrazó desde el medio día una nueva celebración por el día de San Cayetano, santo patrono del pan y el trabajo. A nivel nacional, decenas de organizaciones de la economía popular nucleados en UTEP se unieron por los festejos, reivindicando las actividades que, según remarcan, simbolizan la dignidad de un movimiento organizado y que cada vez acumula mayor protagonismo en la escena política Argentina.

En Córdoba, el foco de la jornada del 7 de agosto estuvo en las inmediaciones de la Plaza Agustín Tosco, con festival artístico y cerca de 150 puestos de emprendimientos de la economía popular que se mostraron ofreciendo sus productos y servicios. Desde frutas y verduras agroecológicas, repostería, vestimenta, juguetería, librería, ferretería y construcción, así como la presencia de promotoras territoriales en salud, encargadas de acompañar, asesorar y fortalecer el trabajo sobre promoción y prevención de la salud en los barrios, una tarea altamente feminizada.

Foto: Lautaro Palacios para Enfant Terrible

En diálogo con Enfant Terrible, Silvia Quevedo, referenta de Barrios de Pie y UTEP, compartió su punto de vista sobre el desenlace de la jornada: “Hemos elegido esta fecha para visibilizar que este país sin paz, pan, tierra, techo y trabajo, no va a encontrar una salida. Nos parecía sumamente clave que una parte importante de la sociedad pueda entender que todas estas personas buscamos vivir con dignidad, teniendo en cuenta que en estos últimos meses hemos sido víctimas de ataques por un sector muy chico, que lo único que intenta es plasmar el odio hacia nosotras y nosotros”, manifestó Silvia sobre la persecución a las organizaciones populares.

Foto: Lautaro Palacios para Enfant Terrible
“En Córdoba elegimos hacerlo de esta manera, porque nos parecía importante visibilizar el trabajo diario que hacen los movimientos populares, que hacen las mujeres. Que sea de esta manera, con feria, con festival, con alegría y esperanza, pero fundamentalmente en la visión de que esta patria tiene que ser con justicia social”.

Asimismo, estuvieron presentes algunas consignas como la pelea por Salario Básico Universal que impulsa UTEP, en alianza con otros sectores sociales y políticos, aumento salarial a 15mil pesos para empleados públicos y privados, aumento del mismo monto para jubilados que cobran la mínima y aguinaldo para Potenciar Trabajo. También se exigieron más normativas que contemplen las demandas relegadas del sector, como la Ley de Tierra, Techo y Trabajo.

Foto: Lautaro Palacios para Enfant Terrible

Todo esto en un contexto donde se insiste al Gobierno, cada vez más apurado por la "deuda interna" y las organizaciones territoriales, que aplique políticas redistributivas urgentes para beneficiar a las clases populares en su pelea contra la inflación, a días de los anuncios del superministro Massa para beneficiar a sectores exportadores y continuar con el pago de la deuda externa con el Fondo.

“El progresismo no termina de ver la necesidad y la posición de los sectores populares en un gobierno”

Aún se encuentra lejana la posibilidad de hablar de una post-pandemia, no sólo por la presencia y circulación del virus, sino también porque sus consecuencias, que reconfiguran el escenario tanto local como global, continúan prevaleciendo. En este sentido, la concentración de riquezas de un sector empresarial más pequeño, en contraste con la caída del ingreso y el aumento de tareas de los sectores más bajos, se ha vuelto una constante.

Foto: Lautaro Palacios para Enfant Terrible
Es decir, el sistema capitalista hoy en día empuja a la producción, aunque esta sea informal, precaria y sin resguardos, pero no garantiza que quienes producen, aunque produzcan más, dejen de ser pobres, todo lo contrario.

Otro tema que vino a poner en agenda la pandemia fue el rol del Estado, el cual en Argentina se apoyó en gran parte en las organizaciones territoriales, que a su vez pusieron en tensión qué realidades se piensa en un contexto de supervivencia. Sin embargo, este escenario persiste, aún con tensión por reclamar reconocimiento al Estado, ahora con vacunas y renovadas posibilidades de aplicar políticas ante este nuevo escenario, aún de supervivencia.

Entonces, sobre la importancia que tienen los movimientos populares, sus organizaciones y actividades en este escenario aún de crisis y recuperación, Silvia indicó que: “Durante la pandemia, encontramos que nadie podía aislarse con tres generaciones dentro de una casa, sin agua potable, con piso de tierra y techo de nailon, pero a la vez nadie podía poner en discusión el rol de los movimientos sociales y las organizaciones de la sociedad civil, llevando un plato de comida a las familias que no lo tenían, llevando las postas sanitarias para que haya sanitización a los barrios. Para nosotros fue muy importante, porque permitió que una parte importante de la sociedad entendiera que sin el rol de los movimientos populares hubiera sido una crisis muy importante”.

Foto: Lautaro Palacios para Enfant Terrible
“En ese tiempo nadie podía criticar esas tareas, principalmente de las mujeres”.

Sin embargo, Silvia expresa que a pesar de este rol clave, “fuimos atacados de nuevo, diciéndonos "choriplaneros", que nuestras hijas se embarazan para cobrar un plan social, que vivimos del Estado. Una vez más se abre una puerta muy peligrosa, que tiene que ver con un discurso de odio, de mentiras, porque nadie puede vivir de un plan social y porque todos estos trabajadores y trabajadoras quieren vivir de su trabajo”.

-En este festival se ve una diversidad importante de emprendimientos, entonces ¿Cuál agenda es la común pensando y mirando cada actividad acá presente, en el movimiento y en las organizaciones, teniendo en cuenta que el Gobierno recibe estas demandas y a la vez se encuentra en un proceso de negociación por la deuda externa?

-Lo fundamental es que tenemos mucho debate entre las organizaciones. Hace 6 años plasmamos la unidad de los movimientos populares y después nos desafiamos en la primera construcción histórica de un sindicato, que es el sindicato único de los trabajadores de la economía popular. Cuando hablamos de los movimientos populares se trata de pensar en un sector que no está registrado, los pibes y pibas que laburan en Rappi o Uber, gente que vive de la changa. Hablamos de un sector social que no tuvo derechos, entonces ese el punto común para la agenda, y va más allá de un gobierno. Esa es nuestra propuesta de salida, enmarcada en la Ley de Tierra, Techo y Trabajo en primer lugar, y en segundo lugar insistir en que no vamos a dejar la calle, que la unidad es lo más importante que podemos tener.

Foto: Lautaro Palacios para Enfant Terrible
“Hemos llevado propuestas, proyectos de ley que nos han permitido seguir avanzando en discutir con la política, de un lado y del otro, tanto de la derecha como del progresismo, que tampoco termina de ver cuál es la necesidad y la real posición que tienen que tener los sectores populares en un gobierno”.

Lo novedoso y lo importante, más allá de que hay mucho retroceso, es que nadie puede desconocer el rol la economía popular, nadie puede no hablar de los movimientos populares. Me parece que es un gran logro colectivo que nos costó muchísimo, que nos puedan reconocer, que sectores como la CGT y la Iglesia pudieran mirar a su costado, ver que existimos y que vamos a seguir avanzando. Esa agenda común es la que nos permite seguir pensando que esta unidad tiene que ser indiscutible, tiene que ser aún más fuerte por los tiempos que vienen.

También te puede interesar:

Lautaro Palacios

Estudiante del Profesorado en Psicología y transita el tramo final de la Licenciatura en Psicología - Universidad Nacional de Córdoba.

¿Sabías que Enfant Terrible se sostiene principalmente con aportes de suscriptores?

Espacio publicitario para quienes nos bancan 💪

searchclosebars
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram